“Hemos visto esta competición, esta carrera por construir arsenales excesivos sin sentido. Mi mensaje aquí hoy tendrá que ser que creo que el mundo está enfermo.”, Alva Myrdal (1902 - 1986)

Programa 21

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

También llamada Agenda 21, aunque el término oficial adoptado por la ONU en castellano es Programa 21, en número se refiere al siglo XXI El desarrollo de el programa 21 se inició el 22 de diciembre de 1989 con la aprobación en la asamblea extraordinaria de las Naciones Unidas en Nueva York de una conferencia sobre el medio ambiente y el desarrollo como fuera recomendada por el informe Brundtland y con la elaboración de borradores del programa -que como todos los acordados por los estados miembros de la ONU- sufrieron un complejo proceso de revisión, consulta y negociación que culminó con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo mejor conocida como Cumbre de Río o Cumbre de la Tierra, llevada a cabo del 3 al 14 de junio de 1992 en Río de Janeiro, en donde representantes de 179 gobiernos acordaron adoptar el programa. Programa 21 es un programa de las Naciones Unidas para promover el desarrollo sostenible. Es un plan detallado de acciones que deben ser acometidas en el ámbito mundial, nacional y local por entidades de la ONU, los gobiernos de sus estados miembros y por grupos principales particulares en todas las áreas en las cuales ocurren impactos humanos sobre el medio ambiente. El programa 21 ha tenido un seguimiento a partir del que se han desarrollado ajustes y revisiones. Primero, con la conferencia denominada Río+5, se llevó a cabo del 23 al 27 de junio de 1997 en la sede de la ONU en Nueva York; posteriormente con la adopción de una agenda complementaria denominada Objetivos de desarrollo del milenio (Millennium Development Goals), con énfasis particular en las políticas de globalización y en la erradicación de la pobreza y el hambre, adoptadas por 199 países en la 55ª Asamblea de la ONU, celebrada en Nueva York del 6 al 8 de septiembre del 2000; y la más reciente, la Cumbre de Johannesburgo, reunida en esta ciudad de Sudáfrica del 26 de agosto al 4 de septiembre de 2002. Hoy en día muchos de los miembros signatarios del programa 21 han ratificado los acuerdos y organizado sus propios programas a nivel nacional y local, siguiendo las guías que para tal fin han desarrollado diversas entidades asociadas a las Naciones Unidas. Un ausente notable es Estados Unidos, país que asistió a la Cumbre de Río pero que se abstuvo de firmar la declaración y el programa.


Los temas fundamentales de la Agenda 21 están tratados en 40 capítulos organizados en un preámbulo y cuatro secciones (más abajo dispone del texto completo de la Agenda 21):

  • 1. Preámbulo
  • Sección I. Dimensiones sociales y económicas

2. Cooperación internacional para acelerar el desarrollo sostenible de los países en desarrollo y políticas internas conexas3. Lucha contra la pobreza4. Evolución de las modalidades de consumo5. Dinámica demográfica y sostenibilidad6. Protección y fomento de la salud humana7. Fomento del desarrollo sostenible de los recursos humanos8. Integración del medio ambiente y el desarrollo en la adopción de decisiones

  • Sección II. Conservación y gestión de los recursos para el desarrollo

9. Protección de la atmósfera10. Enfoque integrado de la planificación y la ordenación de los recursos de tierras11. Lucha contra la deforestación12. Ordenación de los ecosistemas frágiles: lucha contra la desertificación y la sequía13. Ordenación de los ecosistemas frágiles: desarrollo sostenible de las zonas de montaña14. Fomento de la agricultura y del desarrollo rural sostenible15. Conservación de la diversidad biológica16. Gestión ecológicamente racional de la biotecnología17. Protección de los océanos y de los mares de todo tipo, incluidos los mares cerrados y semicerrados y de las zonas costeras y protección, utilización racional y desarrollo de sus recursos vivos18 Protección de la calidad y el suministro de los recursos de agua dulce: aplicación de criterios integrados para el aprovechamiento, ordenación y uso de los recursos de agua dulce19. Gestión ecológicamente racional de los productos químicos tóxicos, incluida la prevención del tráfico internacional ilícito de productos tóxicos y peligrosos20. Gestión ecológicamente racional de los desechos peligrosos, incluida la prevención del tráfico internacional ilícito de desechos peligrosos21. Gestión ecológicamente racional de los desechos sólidos y cuestiones relacionadas con las aguas cloacales22. Gestión inocua y ecológicamente racional de los desechos radiactivos

  • Sección III. Fortalecimiento del papel de los grupos principales

23. Preámbulo24. Medidas mundiales en favor de la mujer para lograr un desarrollo sostenible y equitativo25. La infancia y la juventud en el desarrollo sostenible26. Reconocimiento y fortalecimiento del papel de las poblaciones indígenas y sus comunidades27. Fortalecimiento del papel de las organizaciones no gubernamentales asociadas en la búsqueda de un desarrollo sostenible28. Iniciativas de las autoridades locales en apoyo del Programa 2129. Fortalecimiento del papel de los trabajadores y sus sindicatos30. Fortalecimiento del papel del comercio y la industria31. La comunidad científica y tecnológica32. Fortalecimiento del papel de los agricultores

  • Sección IV. Medios de ejecución

33. Recursos y mecanismos de financiación34. Transferencia de tecnología ecológicamente racional, cooperación y aumento de la capacidad35. La ciencia para el desarrollo sostenible36. Fomento de la educación, la capacitación y la toma de conciencia37. Mecanismos nacionales y cooperación internacional para aumentar la capacidad nacional en los países en desarrollo38. Arreglos institucionales internacionales39. Instrumentos y mecanismos jurídicos internacionales40. Información para la adopción de decisiones

----

Contenido

AGENDA 21 (Texto completo) Preámbulo

1.1. La humanidad se encuentra en un momento decisivo de la historia. Nos enfrentamos con la perpetuación de las disparidades entre las naciones y dentro de las naciones, con el agravamiento de la pobreza, el hambre, las enfermedades y el analfabetismo y con el continuo empeoramiento de los ecosistemas de los que depende nuestro bienestar. No obstante, si se integran las preocupaciones relativas al medio ambiente y al desarrollo y si se les presta m s atención, se podr n satisfacer las necesidades b sicas, elevar el nivel de vida de todos, conseguir una mejor protección y gestión de los ecosistemas y lograr un futuro m s seguro y m s próspero. Ninguna nación puede alcanzar estos objetivos por sí sola, pero todos juntos podemos hacerlo en una asociación mundial para un desarrollo sostenible. 1.2. Esta asociación mundial ha de basarse en las premisas de la resolución 44/228 de la Asamblea General de 22 de diciembre de 1989, que se aprobó cuando las naciones del mundo pidieron que se organizase la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, así como en la aceptación de la necesidad de enfocar de forma equilibrada e integral las cuestiones relativas al medio ambiente y al desarrollo. 1.3. El Programa 21 aborda los problemas acuciantes de hoy y también trata de preparar al mundo para los desafíos del próximo siglo. Refleja un consenso mundial y un compromiso político al nivel m s alto sobre el desarrollo y la cooperación en la esfera del medio ambiente. Su ejecución con éxito incumbe, ante todo y sobre todo, a los gobiernos. Las estrategias, planes, políticas y procesos nacionales son de capital importancia para conseguir esto. La cooperación internacional debe apoyar y complementar tales esfuerzos nacionales. En este contexto, el sistema de las Naciones Unidas tiene una función clave que desempeñar. Otras organizaciones internacionales, regionales y subregionales tienen también que contribuir a ese esfuerzo. Asimismo se debe alentar la participación m s amplia del p£blico y la participación activa de las organizaciones no gubernamentales y de otros grupos. 1.4. La consecución de los objetivos del Programa 21 en lo que se refiere al desarrollo y al medio ambiente requerir una corriente substancial de recursos financieros nuevos y adicionales hacia los países en desarrollo, a fin de cubrir los gastos suplementarios ocasionados por las medidas que habr n de tomar para hacer frente a los problemas del medio ambiente mundial y para acelerar el desarrollo sostenible. También se necesitan recursos financieros para reforzar la capacidad de las instituciones internacionales de aplicar el Programa 21. En cada una de las reas del programa se incluye una evaluación del orden de magnitud de los gastos. Los organismos y organizaciones que se encarguen de la ejecución habr n de examinar y afinar esa evaluación. 1.5. Al ejecutar las reas de programas pertinentes determinadas en el Programa 21, se debería prestar atención especial a las circunstancias particulares que enfrentan las economías en transición. También se debe reconocer que esos países afrontan dificultades sin precedentes para la transformación de sus economías, en algunos casos en medio de apreciables tensiones sociales y políticas. 1.6. En relación con las reas del programa que constituyen el Programa 21 se describen las bases para la acción, los objetivos, las actividades y los medios de ejecución. El Programa 21 es un programa din mico. Los diversos agentes lo ejecutar n en consonancia con las diferentes situaciones, capacidades y prioridades de los países y de las regiones con plena observancia de todos los principios que figuran en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. El Programa 21 podría evolucionar con el tiempo en función de los cambios de las necesidades y de las circunstancias. Este proceso marca el comienzo de una nueva asociación mundial para un desarrollo sostenible.

Sección I DIMENSIONES SOCIALES Y ECONOMICAS Capítulo 2 Cooperacion Internacional Para Acelerar El Desarrollo Sostenible De Los Paises En Desarrollo y Politicas Internas Conexas

INTRODUCCION

2.1. A fin de abordar la problem tica del medio ambiente y el desarrollo, los Estados han decidido establecer una nueva asociacion mundial. En el marco de esa asociacion todos los Estados se comprometen a mantener un di logo continuo y constructivo basado en la necesidad de lograr que la economia mundial sea m s eficiente y justa, teniendo presentes la creciente interdependencia de la comunidad de naciones y el hecho de que el desarrollo sostenible deberia pasar a ser un tema prioritario del programa de la comunidad internacional. Se reconoce que para que esta nueva asociacion tenga éxito es importante superar los enfrentamientos y propiciar un clima de cooperacion y solidaridad auténticas. Es igualmente importante fortalecer las politicas nacionales e internacionales y la cooperacion multinacional para adaptarse a las nuevas circunstancias. 2.2. Las politicas economicas de los paises y las relaciones economicas internacionales son en gran medida pertinentes al desarrollo sostenible. La reactivacion y la aceleracion del desarrollo requieren un ambiente economico internacional din mico y propicio, asi como politicas decididas a nivel nacional. La ausencia de cualquiera de esos requisitos frustrar el proceso de desarrollo. Un ambiente economico externo propicio ser decisivo. El proceso de desarrollo no cobrar impulso si la economia mundial carece de dinamismo y estabilidad y se caracteriza por la incertidumbre. Tampoco cobrar impulso si los paises en desarrollo arrastran el lastre del endeudamiento externo, si la financiacion para el desarrollo es insuficiente, si existen barreras que limiten el acceso a los mercados y si los precios de los productos b sicos siguen siendo bajos y las relaciones de intercambio de los paises en desarrollo siguen siendo desfavorables. El decenio de 1980 presenta con respecto a cada una de estas cuestiones un historial esencialmente negativo que es necesario invertir. Por consiguiente, son fundamentales las politicas y medidas encaminadas a crear un ambiente internacional que apoye firmemente los esfuerzos nacionales de desarrollo. La cooperacion internacional en esta esfera debe concebirse para complementar y apoyar, y no para disminuir o subsumir, unas politicas economicas nacionales apropiadas, tanto en los paises desarrollados como en los paises en desarrollo, para que el mundo avance hacia el desarrollo sostenible 2.3. La economia internacional deberia ofrecer un clima internacional propicio para lograr los objetivos en la esfera del medio ambiente y el desarrollo, en las formas siguientes: (a) Fomentando el desarrollo sostenible mediante la liberalizacion del comercio; (b) Logrando que el comercio y el medio ambiente se apoyen mutuamente; (c) Proporcionando recursos financieros suficientes a los paises en desarrollo y haciendo frente a la cuestion de la deuda internacional; (d) Alentando la adopcion de politicas macroeconomicas favorables al medio ambiente y el desarrollo. 2.4. Los gobiernos reconocen que se est n desplegando nuevos esfuerzos a nivel nacional e internacional para relacionar los elementos del sistema economico internacional y la necesidad que tiene la humanidad de gozar de un medio natural seguro y estable. Por consiguiente, los gobiernos tienen la intencion de mantener el proceso de búsqueda de consenso en los puntos en los que coinciden el medio ambiente, el comercio y el desarrollo, tanto en los foros internacionales existentes como en las politicas nacionales de cada pais.

AREAS DE PROGRAMAS

A. FOMENTO DEL DESARROLLO SOSTENIBLE MEDIANTE EL COMERCIO BASES PARA LA ACCION

2.5. Un sistema comercial multilateral abierto, equitativo, seguro, no discriminatorio y previsible, que sea compatible con los objetivos del desarrollo sostenible y que conduzca a la distribucion optima de la produccion mundial sobre la base de la ventaja comparativa, redundar en beneficio de todos los asociados comerciales. Por otra parte, un mejor acceso a los mercados de las exportaciones de los paises en desarrollo, junto con unas politicas macroeconomicas y ambientales apropiadas, tendria un efecto positivo en el medio ambiente y, por tanto, haria una contribucion importante al desarrollo sostenible. 2.6. La experiencia ha demostrado que el desarrollo sostenible exige el compromiso con una gestion y unas politicas economicas racionales, una administracion pública eficaz y previsible, la integracion de las cuestiones ambientales en el proceso de adopcion de decisiones y el avance hacia un gobierno democr tico, a la luz de las condiciones concretas de cada pais, que permitan una plena participacion de todas las partes interesadas. Estos atributos son esenciales para el cumplimiento de las orientaciones y los objetivos de politica que figuran m s adelante. 2.7. El sector de los productos b sicos domina las economias de muchos paises en desarrollo con respecto a la produccion, el empleo y los ingresos de exportacion. Una caracteristica importante de la economia mundial de los productos b sicos en el decenio de 1980 fue el predominio de precios reales muy bajos y en descenso para la mayoria de los productos b sicos en los mercados internacionales, con una disminucion importante de los ingresos obtenidos con la exportacion de productos b sicos para muchos paises productores. La capacidad de esos paises para movilizar, mediante el comercio internacional, los recursos necesarios para financiar las inversiones que requiere el desarrollo sostenible puede verse obstaculizada por esta situacion, asi como por las barreras arancelarias y no arancelarias, incluido el incremento de los aranceles, que limitan su acceso a los mercados de exportacion. Es indispensable eliminar las distorsiones actuales del comercio internacional. El logro de este objetivo requiere, en especial, una reduccion considerable y progresiva del apoyo y la proteccion del sector agricola - comprendidos los regimenes internos, el acceso a los mercados y los subsidios a las exportaciones -, asi como de la industria y otros sectores, a fin de no causar grandes pérdidas a los productores m s eficientes, especialmente en los paises en desarrollo. Por consiguiente, en la agricultura, en la industria y otros sectores se abre el camino a las iniciativas encaminadas a la liberalizacion del comercio y a las politicas para que la produccion agricola responda mejor a las necesidades del medio ambiente y el desarrollo. En consecuencia, para contribuir al desarrollo sostenible deberia liberalizarse el comercio en todos los sectores economicos a nivel mundial. 2.8. El entorno comercial internacional ha resultado afectado por una serie de hechos que han creado nuevos desafios y oportunidades y dado una importancia aún mayor a la cooperacion economica multilateral. El comercio mundial ha seguido creciendo m s deprisa que la produccion mundial en los últimos años. Sin embargo, el crecimiento del comercio mundial ha estado repartido de forma muy desigual y solo un pequeño número de paises en desarrollo ha obtenido un aumento apreciable de sus exportaciones. Las presiones proteccionistas y las medidas unilaterales siguen poniendo en peligro el funcionamiento de un sistema comercial multilateral abierto, lo que afecta sobre todo a las exportaciones de los paises en desarrollo. Los procesos de integracion economica, que se han intensificado en los últimos años, deberian infundir dinamismo al comercio mundial y acrecentar las posibilidades de los paises en desarrollo en las esferas del comercio y el desarrollo. En los últimos años muchos m s paises en desarrollo han adoptado reformas valientes de su politica que han supuesto una ambiciosa liberalizacion unilateral de su comercio, mientras que los paises de Europa central y oriental est n llevando a cabo reformas de gran alcance y profundos procesos de reestructuracion que preparar n el camino para su integracion a la economia mundial y al sistema comercial internacional. Se est prestando mayor atencion a potenciar el papel de las empresas, asi como a promover mercados en los que reine la competencia mediante la adopcion de politicas de defensa de la competencia. El SGP ha resultado ser un instrumento útil de la politica de comercio exterior, aunque no se hayan realizado aún sus objetivos, en tanto que las estrategias de facilitacion del comercio mediante el intercambio electronico de datos (IED) han ayudado de forma eficaz a mejorar la eficiencia de los sectores público y privado en el campo del comercio. Las interacciones entre las politicas ambientales y las cuestiones del comercio son múltiples y no se han evaluado plenamente todavia. Si se consigue concluir cuanto antes la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales multilaterales con unos resultados equilibrados, amplios y positivos, se podr liberalizar y expandir aún m s el comercio mundial, aumentar las posibilidades de los paises en desarrollo en los campos del comercio y el desarrollo y dar una mayor seguridad y previsibilidad al sistema comercial internacional.

OBJETIVOS

2.9. En los años futuros y teniendo en cuenta los resultados de la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales multilaterales, los gobiernos deberian continuar procurando alcanzar los siguientes objetivos: (a) Fomentar un sistema comercial multilateral no discriminatorio y equitativo que permitiera a todos los paises, y en particular a los paises en desarrollo, transformar sus estructuras economicas y mejorar el nivel de vida de su poblacion mediante un desarrollo economico sostenido; (b) Mejorar el acceso a los mercados de las exportaciones de los paises en desarrollo; (c) Mejorar el funcionamiento de los mercados de productos b sicos y adoptar, a nivel nacional e internacional, unas politicas de productos b sicos apropiadas, compatibles y coherentes con miras a optimizar la contribucion del sector de los productos b sicos al desarrollo sostenible, teniendo en cuenta las consideraciones relativas al medio ambiente; (d) Promover y apoyar politicas nacionales e internacionales que hicieran que el crecimiento economico y la proteccion del medio ambiente se apoyaran mutuamente.


ACTIVIDADES

A) Cooperacion y coordinacion internacionales y regionales Fomento de un sistema comercial internacional en que se tengan en cuenta las necesidades de los paises en desarrollo

2.10.En consecuencia, la comunidad internacional deberia: (a) Detener y hacer retroceder el proteccionismo a fin de lograr una mayor liberalizacion y expansion del comercio mundial en beneficio de todos los paises, en particular de los paises en desarrollo; (b) Establecer un sistema comercial internacional que fuera equitativo, seguro, no discriminatorio y previsible; (c) Facilitar, de manera oportuna, la integracion de todos los paises en la economia mundial y el sistema comercial internacional; (d) Velar por que las politicas ambientales y las politicas comerciales se apoyaran mutuamente, a fin de lograr un desarrollo sostenible; (e) Fortalecer el sistema comercial internacional procurando alcanzar cuanto antes unos resultados equilibrados, amplios y positivos en la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales multilaterales. 2.11. La comunidad internacional deberia procurar encontrar medios de lograr un mejor funcionamiento y una mayor transparencia de los mercados de productos b sicos, una mayor diversificacion del sector de los productos b sicos en las economias en desarrollo dentro de un marco macroeconomico que tuviera en cuenta la estructura economica de un pais, los recursos con que contara y sus oportunidades comerciales, y una mejor administracion de los recursos naturales que tuviera en cuenta las necesidades del desarrollo sostenible. 2.12. Por consiguiente, todos los paises deberian aplicar los compromisos ya asumidos para detener y hacer retroceder el proteccionismo y ampliar aún m s el acceso a los mercados, sobre todo en los sectores que interesan a los paises en desarrollo. Esta mejora del acceso a los mercados se facilitar si se lleva a cabo un adecuado ajuste estructural en los paises desarrollados. Los paises en desarrollo deben continuar con la reforma de sus politicas comerciales y con el ajuste estructural que han emprendido. Por tanto, es urgente conseguir un mejoramiento de las condiciones de acceso de los productos b sicos a los mercados, en particular mediante la supresion gradual de las barreras que restringen las importaciones de productos b sicos primarios y elaborados, particularmente de los paises en desarrollo, y la reduccion considerable y paulatina de los tipos de apoyo que inducen una produccion poco competitiva, tales como los subsidios de produccion y exportacion

B) Actividades relacionadas con la gestion

  • Elaboracion de politicas nacionales que acrecienten al m ximo los beneficios de la liberalizacion del comercio para el desarrollo sostenible

2.13. Para que los paises en desarrollo obtengan beneficios de la liberalizacion de los sistemas comerciales, deberian aplicar las siguientes politicas, según procediera: (a) Establecer un medio interno propicio para un equilibrio optimo entre la produccion para el mercado interno y la produccion para el mercado de exportacion y eliminar las tendencias contrarias a la exportacion y desalentar la sustitucion ineficiente de las importaciones; (b) Promover el marco de politica y la infraestructura necesarios para mejorar la eficiencia del comercio de exportacion y de importacion y el funcionamiento de los mercados internos. 2.14. Los paises en desarrollo deberian adoptar las siguientes politicas respecto de los productos b sicos en consonancia con la eficiencia del mercado: (a) Ampliar la elaboracion y la distribucion y mejorar las pr cticas de comercializacion y la competitividad del sector de los productos b sicos; (b) Diversificar para reducir la dependencia de las exportaciones de productos b sicos; (c) Reflejar el uso eficiente y sostenible de los factores de la produccion en la determinacion de los precios de los productos b sicos, incluido el reflejo de los costos ambientales y sociales y de los costos en recursos.

C) Datos e informacion

  • Fomento de la reunion de datos y la investigacion

2.15. El GATT, la UNCTAD y otras instituciones competentes deberian seguir reuniendo datos e informacion pertinentes sobre comercio. Se pide al Secretario General de las Naciones Unidas que fortalezca el sistema de informacion sobre medidas de control del comercio que administra la UNCTAD.

  • Mejoramiento de la cooperacion internacional para el comercio de los productos b sicos y la diversificacion del sector

2.16. Con respecto al comercio de productos b sicos, los gobiernos deberian, directamente o por conducto de las organizaciones internacionales pertinentes, según procediera: (a) Tratar de conseguir el funcionamiento optimo de los mercados de productos b sicos, entre otras cosas, mediante una mayor transparencia del mercado que entrañara un intercambio de opiniones y de informacion sobre planes de inversion, perspectivas y mercados para los distintos productos b sicos. Se deberian llevar a cabo negociaciones sustantivas entre productores y consumidores a fin de llegar a acuerdos internacionales viables y m s eficientes que permitieran tener en cuenta las tendencias del mercado, o los arreglos concertados, y se deberian establecer grupos de estudio. A ese respecto se deberia prestar especial atencion a los acuerdos sobre el cacao, el café, el azúcar y las maderas tropicales. Se destaca la importancia de los acuerdos y arreglos internacionales sobre productos b sicos. Habria que tener en cuenta las cuestiones de sanidad y seguridad laboral, de transferencia de tecnologia y de servicios relacionadas con la produccion, la comercializacion y la promocion de los productos b sicos, asi como las consideraciones ecologicas; (b) Seguir utilizando mecanismos de compensacion de los déficit de los ingresos de la exportacion de productos b sicos de los paises en desarrollo a fin de fomentar las actividades en pro de la diversificacion; (c) Prestar asistencia a los paises en desarrollo que lo solicitaran para la elaboracion y aplicacion de politicas sobre productos b sicos y la reunion y utilizacion de informacion sobre los mercados de productos b sicos; (d) Apoyar las actividades de los paises en desarrollo para promover el establecimiento del marco de politica y la infraestructura necesarios para mejorar la eficiencia del comercio de exportacion y de importacion; (e) Apoyar las iniciativas de los paises en desarrollo en pro de la diversificacion a nivel nacional, regional e internacional.

MEDIOS DE EJECUCION

A) Financiacion y evaluacion de los costos

2.17. La secretaria de la Conferencia ha estimado que el costo total medio por año (1993-2000) de la realizacion de las actividades de esta rea de programas ascender a unos 8.800 millones de dolares, que la comunidad internacional suministrar a titulo de donacion o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Los costos reales y las condiciones financieras, incluidas las no concesionarias, depender n, entre otras cosas, de las estrategias y los programas especificos que los gobiernos decidan ejecutar.

B) Aumento de la capacidad

2.18. Las actividades de cooperacion técnica mencionadas tienen por objeto fortalecer la capacidad nacional para la elaboracion y aplicacion de una politica sobre los productos b sicos, la utilizacion y la ordenacion de los recursos nacionales y la obtencion y utilizacion de informacion sobre los mercados de productos b sicos.

B. FOMENTO DEL APOYO MUTUO ENTRE EL COMERCIO Y EL MEDIO AMBIENTE

BASES PARA LA ACCION

2.19. Las politicas sobre el medio ambiente y las politicas sobre comercio deben apoyarse mutuamente. Un sistema de comercio abierto y multilateral permite asignar y utilizar m s eficientemente los recursos y, en consecuencia, contribuye al aumento de la produccion y de los ingresos y a la disminucion de las presiones sobre el medio ambiente. De esta forma proporciona recursos adicionales necesarios para el crecimiento economico y el desarrollo y para el mejoramiento de la proteccion del medio ambiente. Por su parte, un medio ambiente apropiado proporciona los recursos ecologicos y de otro tipo necesarios para mantener el crecimiento y sustentar una expansion constante del comercio. Un sistema de comercio abierto y multilateral, apoyado por la adopcion de politicas ambientales apropiadas, tendria un efecto positivo en el medio ambiente y contribuiria al desarrollo sostenible. 2.20. La cooperacion internacional en la esfera del medio ambiente est en aumento y en varios casos las disposiciones sobre comercio de los acuerdos multilaterales sobre el medio ambiente han constituido una aportacion a los esfuerzos para abordar los problemas ambientales mundiales. Es asi como se han utilizado medidas comerciales, en ciertos casos concretos en que se considero necesario, para aumentar la eficacia de la reglamentacion destinada a la proteccion del medio ambiente. Esa reglamentacion debe abordar las causas básicas de la degradacion ambiental para evitar la imposicion de restricciones injustificadas del comercio. Se trata de garantizar que las politicas comerciales y las politicas sobre el medio ambiente sean compatibles y apoyen el proceso de desarrollo sostenible. Sin embargo, debe tenerse en cuenta el hecho de que las normas ambientales v lidas para los paises en desarrollo pueden entrañar costos sociales y economicos inaceptables para los paises en desarrollo.

OBJETIVOS

2.21. Los gobiernos deberian tratar de alcanzar, por conducto de los foros multilaterales pertinentes, como el GATT, la UNCTAD y otras organizaciones internacionales, los siguientes objetivos:

(a) Lograr que las politicas sobre comercio internacional y las politicas sobre el medio ambiente se apoyen mutuamente en favor del desarrollo sostenible; (b) Aclarar la funcion del GATT, la UNCTAD y otras organizaciones internacionales en lo que respecta a abordar cuestiones relacionadas con el comercio y con el medio ambiente, incluidos, cuando corresponda, procedimientos de conciliacion y el arreglo de controversias; (c) Fomentar la productividad y la competitividad internacionales y procurar que la industria desempeñe una funcion constructiva en lo que respecta a hacer frente a cuestiones relacionadas con el medio ambiente y el desarrollo.

ACTIVIDADES

  • Elaboracion de un programa sobre el medio ambiente/comercio y el desarrollo

2.22. Los gobiernos deberian alentar al GATT, la UNCTAD y otras instituciones economicas internacionales y regionales pertinentes a examinar, de conformidad con sus respectivos mandatos y esferas de competencia, las propuestas y los principios siguientes:

(a) Elaborar estudios adecuados para la mejor comprension de la relacion entre comercio y medio ambiente para la promocion del desarrollo sostenible; (b) Promover el di logo entre los circulos dedicados al comercio, al desarrollo y al medio ambiente; (c) En los casos en que se usen medidas comerciales relacionadas con el medio ambiente, garantizar su transparencia y su compatibilidad con las obligaciones internacionales; (d) Abordar las causas básicas de los problemas del medio ambiente y el desarrollo de manera que se evite la adopcion de medidas ambientales que den lugar a restricciones injustificadas del comercio; (e) Tratar de evitar el uso de restricciones o distorsiones del comercio como medio de compensar las diferencias de costos derivadas de las diferencias en cuanto a normas y reglamentaciones ambientales, ya que su aplicacion podria llevar a distorsiones comerciales y aumentar las tendencias proteccionistas; (f) Velar por que las reglamentaciones y normas relacionadas con el medio ambiente, incluidas las normas de salud y de seguridad, no constituyan un medio de discriminacion arbitraria o injustificable o una restriccion encubierta del comercio; (g) Velar por que los factores especiales que afectan a las politicas sobre el medio ambiente y el comercio en los paises en desarrollo se tengan presentes para la aplicacion de las normas ambientales y para la utilizacion de cualesquiera medidas comerciales. Cabe señalar que las normas que son v lidas en los paises m s avanzados pueden ser inapropiadas y tener costos sociales inaceptables para los paises en desarrollo; (h) Fomentar la participacion de los paises en desarrollo en los acuerdos multilaterales mediante mecanismos como normas especiales de transicion; (i) Evitar las medidas unilaterales para hacer frente a los problemas ambientales que escapan a la jurisdiccion del pais importador. En lo posible, las medidas ambientales destinadas a resolver los problemas ambientales transfronterizos o mundiales deben basarse en un consenso internacional. Las medidas internas encaminadas a conseguir determinados objetivos ambientales pueden exigir la adopcion de medidas comerciales para que las primeras sean eficaces. De considerarse necesaria la adopcion de medidas comerciales para hacer cumplir las politicas ambientales, deben aplicarse ciertos principios y normas. Estos pueden incluir, entre otros, el principio de la no discriminacion; el principio según el cual la medida comercial que se decida adoptar no debe restringir el comercio m s que lo necesario para el logro de los objetivos; la obligacion de garantizar la transparencia en el uso de las medidas comerciales relacionadas con el medio ambiente y de notificar debidamente las reglamentaciones nacionales; y la necesidad de considerar las condiciones especiales y las necesidades de desarrollo de los paises en desarrollo a medida que éstos avanzan hacia el logro de los objetivos ambientales convenidos a nivel internacional; (j) Establecer mayor precision, cuando sea necesario, y aclarar la relacion entre las disposiciones del GATT y algunas de las medidas multilaterales adoptadas en la esfera del medio ambiente; (k) Velar por la participacion pública en la formulacion, negociacion y aplicacion de politicas comerciales como medio de promover una mayor transparencia a la luz de las condiciones de cada pais; (l) Velar por que las politicas ambientales proporcionen el marco juridico e institucional adecuado para responder a las nuevas necesidades de proteccion del medio ambiente que puedan derivarse de cambios en el sistema de produccion y de la especializacion comercial.


C. FACILITACION DE RECURSOS FINANCIEROS SUFICIENTES A LOS PAISES EN DESARROLLO

BASES PARA LA ACCION

2.23. La inversion es indispensable para que los paises en desarrollo logren el crecimiento economico necesario para mejorar el bienestar de su poblacion y atender a sus necesidades básicas en forma sostenible, sin deteriorar o agotar la base de recursos que sustenta el desarrollo. El desarrollo sostenible exige mayores inversiones, para las que se necesitan recursos financieros internos y externos. La inversion privada extranjera y el regreso del capital expatriado, que dependen de un clima de inversion favorable, son una fuente importante de recursos financieros. Muchos paises en desarrollo han experimentado durante un decenio una situacion de transferencia neta negativa de recursos financieros, en que los pagos que tenian que hacer, en particular para el servicio de la deuda, eran superiores a sus ingresos. Como consecuencia de ello, habia que transferir al extranjero los recursos movilizados internamente en lugar de invertirlos en el pais para promover un desarrollo economico sostenible. 2.24. En el caso de muchos paises en desarrollo, la reactivacion del desarrollo no podr tener lugar a menos que se dé cuanto antes una solucion duradera a los problemas del endeudamiento externo, teniéndose en cuenta que, para muchos paises en desarrollo, la carga de la deuda externa es un problema considerable. La carga que suponen los pagos del servicio de la deuda para esos paises ha impuesto graves restricciones a su capacidad de acelerar el crecimiento y erradicar la pobreza y, al mismo tiempo, ha producido una contraccion de las importaciones, las inversiones y el consumo. El endeudamiento externo ha pasado a ser un factor importante del estancamiento economico de los paises en desarrollo. La aplicacion enérgica y permanente de la estrategia internacional de la deuda, en constante evolucion, tiene por objeto restablecer la viabilidad financiera externa de los paises deudores, y la reanudacion de su crecimiento y desarrollo ayudaria a alcanzar un crecimiento y desarrollo sostenibles. En ese contexto, es indispensable que se cuente con recursos financieros adicionales en favor de los paises en desarrollo y que se utilicen eficientemente esos recursos.

OBJETIVO

2.25. Los requisitos concretos para la ejecucion de los programas sectoriales e intersectoriales que figuran en el Programa 21 se tratan las reas de programas correspondientes y en el capitulo 33, titulado "Recursos y mecanismos de financiacion".

ACTIVIDADES

A) Logro de las metas internacionales de la financiacion de la asistencia oficial para el desarrollo

2.26. Como se indica en el capitulo 33, deberian suministrarse recursos nuevos y adicionales para apoyar los programas del Programa 21.

B) Examen de la cuestion de la deuda

2.27. En relacion con la deuda externa contraida con bancos comerciales, se reconocen los progresos que se est n realizando gracias a la nueva estrategia de la deuda y se fomenta una aplicacion m s r pida de esa estrategia. Algunos paises ya se han beneficiado de la combinacion de politicas de ajuste idoneas con la reduccion de la deuda contraida con bancos comerciales o medidas equivalentes. La comunidad internacional insta:

(a) A otros paises muy endeudados con bancos a que negocien con sus acreedores medidas an logas de reduccion de la deuda contraida con bancos comerciales; (b) A las partes en tales negociaciones a que tomen debidamente en cuenta tanto la reduccion de la deuda a mediano plazo como las necesidades de nuevos fondos de los paises deudores; (c) A las instituciones multilaterales que participan activamente en la nueva estrategia internacional de la deuda a que continúen apoyando las medidas de reduccion de la deuda relacionadas con la deuda contraida con los bancos comerciales con miras a asegurar que la magnitud de tal financiacion se ajuste a la evolucion de la estrategia de la deuda; (d) A los bancos acreedores a que participen en la reduccion de la deuda y el servicio de la deuda; (e) A que se fortalezcan las politicas destinadas a atraer la inversion directa, evitar los niveles de endeudamiento insostenible y fomentar el regreso del capital expatriado.

2.28. Con respecto a la deuda contraida con acreedores oficiales bilaterales, se acogen con agrado las medidas adoptadas recientemente por el Club de Paris para aplicar condiciones m s generosas de alivio a los paises m s pobres y m s endeudados. Se acogen con agrado los esfuerzos en curso para aplicar esas medidas derivadas de las "condiciones de Trinidad" de manera proporcionada a su capacidad de pago y de forma que constituya un apoyo adicional a las reformas economicas de esos paises. También se acoge con agrado la sustancial reduccion de la deuda bilateral emprendida por algunos paises acreedores, y se alienta a otros paises que estén en condiciones de imitarlos a que adopten medidas an logas. 2.29. Se encomian las medidas de los paises de bajos ingresos con una considerable carga de la deuda que siguen atendiendo, a un gran costo, el servicio de su deuda y salvaguardando su solvencia. Debe prestarse especial atencion a sus necesidades de recursos. Otros paises en desarrollo abrumados por la deuda que est n realizando grandes esfuerzos para continuar el servicio de su deuda y cumplir sus obligaciones financieras externas también deben recibir la atencion necesaria. 2.30. En relacion con la deuda multilateral, se insta encarecidamente a seguir buscando soluciones orientadas al crecimiento para los problemas de los paises en desarrollo que tienen graves dificultades para servir la deuda, incluidos los paises cuya deuda est contraida principalmente con acreedores oficiales o con instituciones financieras multilaterales. Particularmente en el caso de los paises de bajos ingresos que se hallan en proceso de reforma economica, se acoge con especial complacencia el apoyo prestado por las instituciones financieras multilaterales en forma de nuevos desembolsos y la utilizacion de sus fondos en condiciones favorables. Se debe seguir utilizando a los grupos de apoyo para proporcionar recursos destinados a eliminar los atrasos de los paises que aplican enérgicos programas de reforma economica apoyados por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Se toma nota con reconocimiento de las medidas adoptadas por las instituciones financieras multilaterales tales como la refinanciacion de los intereses sobre los préstamos concedidos en condiciones comerciales con reembolsos a la AIF: la llamada "quinta dimension".

MEDIOS DE EJECUCION

FINANCIACION Y EVALUACION DE LOS COSTOS*

D. ESTIMULO DE POLITICAS ECONOMICAS CONDUCENTES AL DESARROLLO SOSTENIBLE

BASES PARA LA ACCION

2.31. El clima internacional desfavorable que afecta a los paises en desarrollo hace que la movilizacion de recursos nacionales y la asignacion y utilizacion eficaces de los recursos movilizados a nivel nacional, sean especialmente importantes para fomentar el desarrollo sostenible. En varios paises se requieren politicas encaminadas a corregir la mala orientacion del gasto público, los fuertes déficit presupuestarios y otros desequilibrios macroeconomicos, las politicas restrictivas y las distorsiones en los mbitos de los tipos de cambio, las inversiones y la financiacion, asi como los obst culos a la actividad empresarial. En los paises desarrollados, las reformas y reajuste constantes de las politicas, con inclusion de tasas apropiadas de ahorro, contribuirian a generar recursos para apoyar la transicion al desarrollo sostenible en esos paises y en los paises en desarrollo. 2.32. Una gestion apropiada, que fomente la relacion entre una administracion pública eficaz, eficiente, honrada, equitativa y responsable y los derechos y oportunidades personales, es elemento fundamental para un desarrollo sostenible de base amplia y un comportamiento satisfactorio de la economia en todos los niveles de desarrollo. Todos los paises deben redoblar sus esfuerzos por erradicar la gestion deficiente de los asuntos públicos y privados, incluida la corrupcion, tomando en consideracion los factores y agentes de dicho fenomeno. 2.33. Muchos paises en desarrollo endeudados ejecutan programas de ajuste estructural relacionados con la reprogramacion de la deuda o con nuevos préstamos. Aunque tales programas son necesarios para mejorar el equilibrio entre los presupuestos fiscales y las cuentas de la balanza de pagos, en algunos casos han producido efectos sociales y ambientales adversos, como reducciones de los créditos asignados a los sectores de la salud, la educacion y la proteccion ambiental. Es importante velar por que los programas de ajuste estructural no tengan consecuencias negativas para el medio ambiente y el desarrollo social a fin de que sean m s compatibles con los objetivos del desarrollo sostenible.

OBJETIVO

2.34. Es necesario establecer, a la luz de las condiciones concretas de cada pais, reformas de las politicas economicas que promuevan la

  • Véase el capitulo 33 (Recursos y mecanismos financieros). planificacion y utilizacion eficientes de los recursos para el desarrollo sostenible mediante politicas economicas y sociales racionales, fomenten la actividad empresarial y la inclusion del costo social y ambiental en la determinacion del precio de los recursos y eliminen las causas de distorsion en el mbito del comercio y las inversiones.

ACTIVIDADES

A) Actividades relacionadas con la gestion

  • Fomento de politicas economicas eficaces

2.35. Los paises industrializados y los dem s paises que se encuentren en condiciones de hacerlo deberian intensificar sus esfuerzos por:

(a) Fomentar un clima economico internacional estable y previsible, particularmente con respecto a la estabilidad monetaria, los tipos reales de interés y la fluctuacion de los tipos de cambio fundamentales; (b) Estimular el ahorro y reducir los déficit fiscales; (c) Asegurar que en los procesos de coordinacion de politicas se tuvieran en cuenta los intereses y las preocupaciones de los paises en desarrollo, incluida la necesidad de promover medidas positivas para apoyar los esfuerzos de los paises menos adelantados por dejar de estar al margen de la economia mundial; (d) Iniciar las politicas nacionales macroeconomicas y estructurales que convinieran para promover el crecimiento no inflacionario, reducir sus principales desequilibrios externos y aumentar la capacidad de ajuste de sus economias.

2.36. Los paises en desarrollo deberian considerar la posibilidad de intensificar sus esfuerzos para aplicar politicas economicas eficaces a fin de:

(a) Mantener la disciplina monetaria y fiscal necesaria para fomentar la estabilidad de los precios y el equilibrio de la balanza de pagos; (b) Garantizar tipos de cambio acordes con la realidad; (c) Aumentar los ahorros y las inversiones a nivel nacional, asi como mejorar la rentabilidad de las inversiones.

2.37. Mas concretamente, todos los paises deberian elaborar politicas que permitieran asignar los recursos con mayor eficacia y aprovechar al m ximo las oportunidades que ofrecieran los cambios en el entorno economico mundial. En particular, cuando procediera y teniendo en cuenta las estrategias y objetivos nacionales, los paises deberian:

(a) Eliminar los obst culos al progreso causados por la ineficiencia burocr tica, las trabas administrativas, los controles innecesarios y el descuido de las condiciones de mercado; (b) Fomentar la transparencia en la administracion y en la adopcion de decisiones; (c) Estimular al sector privado y fomentar la actividad empresarial eliminando obst culos institucionales a la creacion de empresas y a la entrada en los mercados. El objetivo esencial seria simplificar o eliminar las restricciones, normas y formalidades que hacen que en muchos paises en desarrollo sea m s complicado, costoso y lento establecer empresas y ponerlas en funcionamiento; (d) Promover y apoyar las inversiones y la infraestructura necesarias para el crecimiento economico y la diversificacion sobre una base ecologicamente racional y sostenible; (e) Permitir la actuacion de instrumentos economicos apropiados, inclusive de los mecanismos de mercado, en consonancia con los objetivos del desarrollo sostenible y de la satisfaccion de las necesidades básicas; (f) Promover el funcionamiento de regimenes fiscales y de sectores financieros eficaces; (g) Crear oportunidades para que las empresas en pequeña escala, tanto agricolas como de otra indole y las poblaciones indigenas y las comunidades locales pudieran contribuir plenamente al logro del objetivo del desarrollo sostenible; (h) Eliminar las actitudes contrarias a las exportaciones y favorables a la sustitucion ineficiente de importaciones y establecer politicas que permitan beneficiarse plenamente de las corrientes de inversiones externas, en el marco de los objetivos sociales, economicos y de desarrollo nacionales; (i) Fomentar la creacion de un entorno economico nacional que propiciara un equilibrio optimo entre la produccion para el mercado interno y la produccion para la exportacion.

B) Cooperacion y coordinacion internacionales y regionales

2.38. Los gobiernos de los paises desarrollados y los de otros paises que estén en condiciones de hacerlo directamente o por intermedio de las organizaciones internacionales y regionales y las principales instituciones financieras internacionales deberian intensificar sus esfuerzos para proporcionar a los paises en desarrollo m s ayuda técnica para:

(a) Aumentar la capacidad de elaboracion y aplicacion de politicas economicas de la nacion, cuando se solicitara; (b) Concebir y poner en funcionamiento regimenes fiscales, sistemas de contabilidad y sectores financieros eficaces; (c) Fomentar la actividad empresarial.

2.39. Las instituciones financieras y de desarrollo deberian seguir examinando sus politicas y programas teniendo presente el objetivo del desarrollo sostenible. 2.40. Desde hace tiempo se acepta que una cooperacion economica entre paises en desarrollo m s intensa es un componente importante de los esfuerzos para promover el crecimiento economico y las capacidades tecnologicas, y para acelerar el desarrollo en el mundo en desarrollo. Por consiguiente, la comunidad internacional deberia potenciar y continuar apoyando los esfuerzos de los paises en desarrollo para promover la cooperacion economica entre si.

MEDIOS DE EJECUCION

A) Financiacion y evaluacion de los costos

2.41. La secretaria de la Conferencia ha estimado que el costo total medio por año (1993-2000) de la realizacion de las actividades de esta rea de programas ascender a unos 50 millones de dolares, que la comunidad internacional suministrar a titulo de donacion o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Los costos reales y las condiciones financieras, incluidas las no concesionarias, depender n, entre otras cosas, de las estrategias y programas especificos que los gobiernos decidan ejecutar.

B) Aumento de la capacidad

2.42. Los cambios de politica en los paises en desarrollo que se acaban de mencionar suponen esfuerzos nacionales considerables en pro del aumento de la capacidad en las esferas de la administracion pública, la banca central, la administracion fiscal, las instituciones de ahorro y los mercados financieros. 2.43. Los esfuerzos especiales que se hagan en la puesta en pr ctica de las cuatro reas del programa definidas en este capitulo se justifican en vista de los problemas de medio ambiente y desarrollo especialmente graves a que hacen frente los paises menos adelantados.

Sección II CONSERVACIÓN Y GESTIÓN DE LOS RECURSOS PARA EL DESARROLLO Capítulo 9

Proteccion de la Atmosfera

INTRODUCCION

9.1. La protección de la atmósfera es una labor amplia y multidimensional en la que intervienen varios sectores de la actividad económica. Se recomienda a los gobiernos y a las demás entidades que se esfuerzan por proteger la atmósfera que examinen y, cuando proceda, apliquen las opciones y medidas que se exponen en este capítulo. 9.2. Se tiene presente que muchas de las cuestiones de que se trata en este capítulo se contemplan en acuerdos internacionales como el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono de 1985, el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono de 1987, en su forma enmendada, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, de 1992, y otros instrumentos internacionales, incluidos los regionales. En el caso de las actividades contempladas en esos acuerdos, se entiende que las recomendaciones que figuran en este capítulo no obligan a ningún gobierno a tomar medidas que superen lo dispuesto en esos instrumentos jurídicos. No obstante, en el marco de este capítulo, los gobiernos son libres de aplicar medidas adicionales compatibles con esos instrumentos jurídicos. 9.3. Se tiene también presente que las actividades que se realicen para alcanzar los objetivos de este capítulo deberían coordinarse con el desarrollo social y económico en forma integral con el fin de evitar que tuviesen repercusiones negativas sobre éste, teniendo plenamente en cuenta las legítimas necesidades prioritarias de los países en desarrollo por lo que respecta al logro del crecimiento económico sostenido y la erradicación de la pobreza. 9.4. En este contexto se hace especial referencia al área de programas A del capítulo 2 del Programa 21 (Fomento del desarrollo sostenible mediante el comercio). 9.5. En el presente capítulo se incluyen las cuatro áreas de programas siguientes:

A) Consideración de las incertidumbres: perfeccionamiento de la base científica para la adopción de decisiones;

B) Promoción del desarrollo sostenible:

  1. Desarrollo, eficiencia y consumo de la energía;
  2. Transporte;
  3. Desarrollo industrial;
  4. Desarrollo de los recursos terrestres y marinos y aprovechamiento de las tierras;

C) Prevención del agotamiento del ozono estratosférico;

D) Contaminación atmosférica transfronteriza.

AREAS DE PROGRAMAS

A. CONSIDERACIÓN DE LAS INCERTIDUMBRES: PERFECCIONAMIENTO DE LA BASE CIENTÍFICA PARA LA ADOPCIÓN DE DECISIONES

BASES PARA LA ACCIÓN

9.6. La preocupación por el cambio climático y la variabilidad climática, la contaminación del aire y el agotamiento del ozono ha creado una nueva demanda de información científica, económica y social para reducir las incertidumbres que aún quedan en esas esferas. Es necesario mejorar la comprensión y la capacidad de predicción de las diversas propiedades de la atmósfera y de los ecosistemas afectados, así como de las repercusiones sobre la salud y de su interacción con los factores socioeconómicos.

OBJETIVOS

9.7. El objetivo básico de esta área de programas es mejorar la comprensión de los procesos que afectan a la atmósfera terrestre a escala mundial, regional y local y que a su vez se ven afectados por ésta, incluidos, entre otros, los procesos físicos, químicos, geológicos, biológicos, oceánicos, hidrológicos, económicos y sociales; aumentar la capacidad e intensificar la cooperación internacional; y mejorar la comprensión de las consecuencias económicas y sociales de los cambios atmosféricos y de las medidas de mitigación y respuesta adoptadas respecto de esos cambios.

ACTIVIDADES

9.8. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y el sector privado, deberían:

(a) Promover la investigación relacionada con los procesos naturales que afectan a la atmósfera y se ven afectados por ésta, así como de los vínculos críticos entre el desarrollo sostenible y los cambios atmosféricos, incluidos los efectos sobre la salud humana, los ecosistemas, los sectores económicos y la sociedad; (b)Asegurar una cobertura geográfica más equilibrada del Sistema Mundial de Observación del Clima y sus componentes, incluida la Vigilancia de la Atmósfera Global, facilitando, entre otras cosas, el establecimiento y funcionamiento de estaciones adicionales de observación sistemática, y contribuyendo al desarrollo, utilización y accesibilidad de esas bases de datos; (c) Promover la cooperación en:

  1. El desarrollo de sistemas de detección temprana relativos a los cambios y las fluctuaciones en la atmósfera;
  2. La creación y mejoramiento de la capacidad de predecir esos cambios y fluctuaciones y evaluar sus repercusiones ambientales y socioeconómicas;

(d) Cooperar en la investigación para desarrollar metodologías y determinar umbrales de contaminantes atmosféricos, así como niveles atmosféricos de concentraciones de gases de efecto invernadero, que puedan causar interferencias antropógenas peligrosas con el sistema climático y el medio ambiente en su conjunto, y los ritmos de cambio conexos que no permitirían a los ecosistemas adaptarse naturalmente; (e) Promover el aumento de la capacidad científica, el intercambio de datos e informaciones científicos, y la facilitación de la participación y capacitación de expertos y personal técnico, sobre todo en los países en desarrollo, y cooperar con ellos, en las esferas de la investigación, la reunión, organización y evaluación de datos, y de la observación sistemática relacionada con la atmósfera.


B. PROMOCIÓN DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

1. Desarrollo, eficiencia y consumo de la energía

BASES PARA LA ACCIÓN

9.9. La energía es esencial para el desarrollo económico y social y el mejoramiento de la calidad de la vida. Sin embargo, la mayor parte de la energía del mundo se produce y consume en formas que no podrían perdurar si la tecnología permaneciera constante o si las magnitudes globales aumentaran notablemente. La necesidad de controlar las emisiones atmosféricas de gases de efecto invernadero y otros gases y sustancias deberá basarse cada vez más en la eficiencia en la producción, transmisión, distribución y consumo de la energía y en una dependencia cada vez mayor de sistemas energéticos, ecológicamente racionales, sobre todo de las fuentes de energía nuevas y renovables 1/. Será necesario utilizar todas las fuentes de energía en formas que respeten la atmósfera, la salud humana y el medio ambiente en su totalidad. 9.10. Es preciso eliminar los actuales obstáculos al aumento del suministro de energía ecológicamente racional necesario para seguir el camino del desarrollo sostenible, en particular en los países en desarrollo.

OBJETIVOS

9.11. El objetivo básico y último de esta área de programas es reducir los efectos perjudiciales del sector de energía en la atmósfera mediante la promoción de políticas o de programas, según proceda, orientados a aumentar la contribución de los sistemas energéticos ecológicamente racionales y económicos, particularmente los nuevos y renovables, mediante la producción, la transmisión, la distribución y el uso menos contaminantes y más eficientes de la energía. Este objetivo debería reflejar la necesidad de equidad, de un abastecimiento suficiente de energía y de un aumento del consumo de energía en los países en desarrollo, y debería tener en cuenta la situación de los países que dependen en gran medida de los ingresos generados por la producción, elaboración y exportación, y/o el consumo de combustibles fósiles y de productos conexos de alto consumo energético, y/o el uso de combustibles fósiles muy difíciles de reemplazar por otras fuentes de energía, y la situación de los países extremadamente vulnerables a los efectos perjudiciales del cambio climático.

ACTIVIDADES

9.12. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y el sector privado, deberían:

(a) Cooperar en la búsqueda y el desarrollo de fuentes energéticas económicamente viables y ecológicamente racionales, para promover la disponibilidad de un mayor abastecimiento de energía como apoyo a los esfuerzos por lograr un desarrollo sostenible, en particular en los países en desarrollo; (b) Promover el desarrollo en el plano nacional de metodologías apropiadas para la adopción de decisiones integradas de política energética, ambiental y económica para el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante evaluaciones del impacto ambiental; (c) Promover la investigación, el desarrollo, la transferencia y el uso demejores tecnologías y prácticas de alto rendimiento energético, entre ellas, tecnologías endógenas en todos los sectores pertinentes, prestando especial atención a la rehabilitación y la modernización de los sistemas de generación de energía, en particular en los países en desarrollo; (d) Promover la investigación, el desarrollo, la transferencia y el uso de tecnologías y prácticas para el establecimiento de sistemas energéticos ecológicamente racionales, entre ellos, sistemas energéticos nuevos y renovables, prestando particular atención a los países en desarrollo; (e) Promover el aumento de las capacidades institucional, científica, de planificación y de gestión, particularmente en los países en desarrollo, para desarrollar, producir y utilizar formas de energía cada vez más eficientes y menos contaminantes; (f) Examinar las diversas fuentes actuales de abastecimiento de energía para determinar en qué forma se podría aumentar la contribución de los sistemas energéticos ecológicamente racionales en su conjunto, en particular los sistemas energéticos nuevos y renovables, de manera económicamente eficiente, teniendo en cuenta las características sociales, físicas, económicas y políticas propias de los respectivos países, y estudiando y aplicando, según proceda, medidas para salvar cualquier obstáculo a su establecimiento y uso; (g) Coordinar planes energéticos en los planos regional y subregional, según proceda, y estudiar la viabilidad de una distribución eficiente de energía ecológicamente racional a partir de fuentes de energía nuevas y renovables; (h) De conformidad con las prioridades nacionales en materia de desarrollo socioeconómico y medio ambiente, evaluar y, según proceda, promover políticas o programas eficaces en función de los costos, que incluyan medidas administrativas, sociales y económicas, con el fin de mejorar el rendimiento energético; (i) Aumentar la capacidad de planificación energética y de gestión de programas sobre eficiencia energética, así como de desarrollo, introducción y promoción de fuentes de energía nuevas y renovables; (j) Promover normas o recomendaciones apropiadas sobre rendimiento energético y emisiones a nivel nacional 2/ orientadas hacia el desarrollo y uso de tecnologías que reduzcan al mínimo los efectos adversos sobre el medio ambiente; (k) Fomentar la ejecución, en los planos local, nacional, subregional y regional, de programas de educación y toma de conciencia sobre el uso eficiente de la energía y sobre sistemas energéticos ecológicamente racionales; (l)Establecer o aumentar, según proceda, en cooperación con el sector privado, programas de etiquetado de productos para proporcionar información a los encargados de adoptar decisiones y a los consumidores sobre oportunidades de un uso eficiente de la energía.

2. Transporte

BASES PARA LA ACCIÓN

9.13. El sector del transporte tiene un papel esencial y positivo que desempeñar en el desarrollo económico y social, y es indudable que las necesidades de transporte aumentarán. Sin embargo, como el sector del transporte es también fuente de emisiones atmosféricas, es necesario revisar los sistemas de transporte existentes y lograr un diseño y una gestión eficaces de los sistemas de tráfico y transporte.

OBJETIVOS

9.14. El objetivo básico de esta área de programas es elaborar y promover políticas o programas, según proceda, eficaces en función de los costos, a fin de limitar, reducir o controlar, según el caso, las emisiones perjudiciales en la atmósfera y otros efectos ambientales adversos del sector del transporte, teniendo en cuenta las prioridades de desarrollo, así como las circunstancias concretas locales y nacionales y los aspectos de seguridad.

ACTIVIDADES

9.15. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y el sector privado, deberían:

(a) Desarrollar y promover, según proceda, sistemas de transporte económicos, más eficientes, menos contaminantes y más seguros, en particular sistemas de transporte colectivo integrado rural y urbano, así como redes de caminos ecológicamente racionales, teniendo en cuenta la necesidad de establecer prioridades sociales, económicas y de desarrollo sostenibles, particularmente en los países en desarrollo; (b) Facilitar, en los planos internacional, regional, subregional y nacional, la disponibilidad y transferencia de tecnologías de transporte seguras, eficientes, en particular en cuanto al uso de recursos, y menos contaminantes, sobre todo a los países en desarrollo, así como la ejecución de programas apropiados de capacitación; (c) Reforzar, según proceda, su labor de reunión, análisis e intercambio de la información pertinente sobre la relación entre el medio ambiente y el transporte, prestando particular atención a la observación sistemática de las emisiones y a la elaboración de una base de datos sobre transporte; (d) De conformidad con las prioridades nacionales en materia de desarrollo socioeconómico y medio ambiente, evaluar y, según proceda, promover políticas o programas eficaces en función de los costos que incluyan medidas administrativas, sociales y económicas a fin de fomentar el uso de modos de transporte que reduzcan al mínimo los efectos perjudiciales para la atmósfera; (e) Desarrollar o perfeccionar, según proceda, mecanismos para integrar las estrategias de planificación del transporte y las estrategias de planificación de asentamientos urbanos y regionales, con miras a reducir los efectos del transporte sobre el medio ambiente; (f) Estudiar, dentro del marco de las Naciones Unidas y de sus comisiones regionales, la viabilidad de convocar conferencias regionales sobre el transporte y el medio ambiente.

3. Desarrollo Industrial

BASES PARA LA ACCIÓN

9.16. La industria es esencial para la producción de bienes y servicios y es una fuente importante de empleo e ingresos; por consiguiente, el desarrollo industrial es esencial para el crecimiento económico. Al mismo tiempo, la industria es uno de los principales usuarios de recursos y materiales y, en consecuencia, las actividades industriales originan emisiones que afectan a la atmósfera y al medio ambiente en general. La protección de la atmósfera se podría ampliar, entre otras cosas, mediante un aumento de la eficiencia de los recursos y materiales en la industria, mediante la instalación o el mejoramiento de tecnologías de reducción de la contaminación y la sustitución de clorofluorocarbonos y otras sustancias que agotan el ozono con las sustancias apropiadas, así como mediante la reducción de desechos y subproductos.

OBJETIVOS

9.17. El objetivo básico de esta área de programas es estimular el desarrollo industrial en formas que reduzcan al mínimo los efectos perjudiciales para la atmósfera, entre otras cosas, aumentando la eficiencia en la producción y consumo industriales de todos los recursos y materiales, perfeccionando las tecnologías de reducción de la contaminación, y creando nuevas tecnologías ecológicamente racionales.

ACTIVIDADES

9.18. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y el sector privado, deberían:

(a) De conformidad con las prioridades nacionales en materia de desarrollo socioeconómico y medio ambiente, evaluar y, según proceda, promover políticas o programas eficaces en función de los costos que incluyan medidas administrativas, sociales y económicas a fin de reducir al mínimo la contaminación industrial y los efectos perjudiciales para la atmósfera; (b) Alentar a la industria para que aumente y fortalezca su capacidad de crear tecnologías, productos y procesos que sean seguros y menos contaminantes y que utilicen más eficientemente todos los recursos y materiales, así como la energía; (c) Cooperar en la creación y transferencia de dichas tecnologías industriales y en el establecimiento de la capacidad necesaria para gestionar y utilizar tales tecnologías, particularmente con respecto a los países en desarrollo; (d) Elaborar, mejorar y aplicar sistemas de evaluación del impacto ambiental a fin de fomentar el desarrollo industrial sostenible; (e) Promover la utilización eficiente de materiales y recursos, teniendo en cuenta los ciclos vitales de los productos a fin de obtener los beneficios económicos y ambientales de la utilización de los recursos con más eficiencia y la generación de menos desechos; (f) Apoyar la promoción de tecnologías y procesos industriales menos contaminantes y más eficientes, teniendo en cuenta las posibilidades de acceso a la energía de cada zona, sobre todo a fuentes de energía renovables y seguras, con miras a limitar la contaminación industrial y los efectos perjudiciales para la atmósfera.

4. Desarrollo de los recursos terrestres y marinos y aprovechamiento de la tierra

BASES PARA LA ACCIÓN

9.19. Las políticas relativas a los recursos y al aprovechamiento de la tierra provocarán cambios en la atmósfera y se verán afectadas por ellos. Ciertas prácticas relacionadas con los recursos terrestres y marinos y el aprovechamiento de la tierra pueden reducir los sumideros de gases de efecto invernadero y aumentar las emisiones atmosféricas. La pérdida de diversidad biológica puede reducir la resistencia de los ecosistemas a las variaciones climáticas y a los daños producidos por la contaminación del aire. Los cambios atmosféricos pueden causar profundos efectos en los bosques, la diversidad biológica y los ecosistemas de agua dulce y marinos, y en las actividades económicas, como la agricultura. Con frecuencia los objetivos de política de los distintos sectores pueden divergir y por eso es preciso considerarlos de manera integrada.

OBJETIVOS

9.20. Los objetivos de esta área de programas son:

(a) Promover la utilización de los recursos marinos y terrestres y las prácticas apropiadas de aprovechamiento de la tierra que contribuyan a:

  1. La reducción de la contaminación atmosférica y/o la limitación de las emisiones antropógenas de gases de efecto invernadero;
  2. La conservación, la gestión sostenible y el mejoramiento, según proceda, de todos los sumideros de gases de efecto invernadero;
  3. La conservación y la utilización sostenible de los recursos naturales y ambientales;

(b) Velar por que los cambios atmosféricos reales y potenciales y sus consecuencias socioeconómicas y ecológicas se tomen plenamente en cuenta al planificar y aplicar políticas y programas relativos a las prácticas de utilización de los recursos terrestres y marinos y de aprovechamiento de la tierra.

ACTIVIDADES

9.21. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y el sector privado, deberían:

(a) De conformidad con las prioridades nacionales en materia de desarrollo socioeconómico y medio ambiente, evaluar y, según proceda, promover políticas o programas eficaces en función de los costos que incluyan medidas administrativas, sociales y económicas, a fin de fomentar las prácticas ecológicamente racionales de utilización de la tierra; (b) Aplicar políticas y programas que desalienten las prácticas de aprovechamiento de la tierra inadecuadas y contaminantes y promuevan la utilización sostenible de los recursos terrestres y marinos; (c) Examinar la posibilidad de promover la elaboración y uso de prácticas relativas a los recursos terrestres y marinos y al aprovechamiento de la tierra que ayuden a resistir mejor los cambios y fluctuaciones atmosféricos; (d) Promover el aprovechamiento sostenible y la cooperación en la conservación y el perfeccionamiento, según proceda, de los sumideros y depósitos de gases de efecto invernadero, en particular de la biomasa, los bosques y los océanos, así como de otros ecosistemas terrestres, costeros y marinos.


C. PREVENCIÓN DEL AGOTAMIENTO DEL OZONO ESTRATOSFÉRICO

BASES PARA LA ACCIÓN

9.22. El análisis de los datos científicos recientes ha confirmado los crecientes temores respecto del continuo agotamiento de la capa de ozono estratosférico de la Tierra debido al cloro y bromo reactivos procedentes de los clorofluorocarbonos (CFC), los halones y otras sustancias afines artificiales. Si bien el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono de 1985 y el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono de 1987 (en su forma enmendada en Londres, en 1990) fueron logros importantes en el plano internacional, el contenido total de cloro de las sustancias que agotan la capa de ozono en la atmósfera ha seguido aumentando. Esta tendencia puede invertirse si se aplican las medidas de control que figuran en el Protocolo.

OBJETIVOS

9.23. Los objetivos de esta área de programas son:

(a) Alcanzar los objetivos fijados en el Convenio de Viena y el Protocolo de Montreal y sus enmiendas de 1990, incluso la consideración en dichos instrumentos de las necesidades y condiciones especiales de los países en desarrollo y el acceso de éstos a sustancias distintas de las que agotan la capa de ozono. Deberían promoverse las tecnologías y los productos naturales que reducen la demanda de sustancias que agotan la capa de ozono; (b) Elaborar estrategias destinadas a mitigar los efectos negativos de la radiación ultravioleta que llega a la superficie de la Tierra como resultado del agotamiento y la modificación de la capa de ozono estratosférico.

ACTIVIDADES

9.24. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y el sector privado, deberían:

(a) Ratificar, aceptar o aprobar el Protocolo de Montreal y sus enmiendas de 1990; hacer efectivas, prontamente, sus contribuciones a los fondos fiduciarios de Viena y Montreal y al Fondo Multilateral Provisional; y contribuir, según proceda, a las actividades que se están realizando en virtud del Protocolo de Montreal y sus mecanismos de aplicación, entre ellas, el suministro de sucedáneos de los CFC y demás sustancias que agotan la capa de ozono y la facilitación de la transferencia de las tecnologías correspondientes a los países en desarrollo, a fin de que puedan cumplir con las obligaciones del Protocolo; (b) Apoyar una mayor expansión del Sistema Mundial de Observación del Ozono, facilitando, mediante fondos bilaterales y multilaterales, el establecimiento y funcionamiento de nuevas estaciones de observación sistemática, especialmente en el cinturón tropical del hemisferio sur; (c) Participar activamente en la evaluación continua de la información científica y los efectos para la salud y el medio ambiente, así como las consecuencias tecnológicas y económicas, del agotamiento del ozono estratosférico; y considerar otras medidas que resulten justificadas y viables en función de tales evaluaciones; (d) Sobre la base de los resultados de las investigaciones acerca de los efectos de la radiación ultravioleta adicional que llega a la superficie de la Tierra, considerar la posibilidad de tomar medidas correctivas apropiadas en las esferas de la salud humana, la agricultura y el medio marino; (e) Reemplazar los CFC y demás sustancias que agotan la capa de ozono, con arreglo a lo dispuesto en el Protocolo de Montreal, reconociendo que la conveniencia de este reemplazo debería evaluarse en forma integral y no simplemente sobre la base de su contribución a la solución de un problema atmosférico o ambiental.


D. CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA TRANSFRONTERIZA

BASES PARA LA ACCIÓN

9.25. La contaminación transfronteriza tiene efectos nocivos para la salud de los seres humanos y otros efectos perjudiciales en el medio ambiente, como la pérdida de árboles y bosques y la acidificación de masas de agua. Las redes que vigilan la contaminación atmosférica no cubren todas las regiones por igual y los países en desarrollo están muy poco representados. La falta de datos fidedignos sobre las emisiones fuera de Europa y América del Norte limita considerablemente las posibilidades de medir la contaminación atmosférica transfronteriza. También es insuficiente la información sobre los efectos de la contaminación atmosférica en el medio ambiente y la salud en otras regiones. 9.26. La Convención de 1979 sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a larga distancia y sus protocolos han establecido un régimen regional en Europa y América del Norte, basado en un proceso de examen y en programas cooperativos de observación sistemática y evaluación de la contaminación atmosférica e intercambio de información al respecto. Estos programas deben mantenerse y ampliarse y sus resultados deben compartirse con otras regiones del mundo.

OBJETIVOS

9.27. Los objetivos de esta área de programas son:

(a) Elaborar y aplicar tecnologías de control y medición de la contaminación producida por fuentes fijas y móviles de contaminación atmosférica y elaborar otras tecnologías ecológicamente racionales; (b) Observar y evaluar sistemáticamente las fuentes y la magnitud de la contaminación atmosférica transfronteriza producida por procesos naturales y actividades antropógenas; (c) Fortalecer la capacidad, en particular de los países en desarrollo, para medir y determinar los movimientos y los efectos de la contaminación atmosférica transfronteriza y elaborar modelos al respecto, mediante el intercambio de información y la formación de expertos, entre otras actividades; (d) Desarrollar la capacidad para evaluar y mitigar la contaminación atmosférica transfronteriza producida por accidentes industriales y nucleares, desastres naturales y la destrucción deliberada y/o accidental de recursos naturales; (e) Promover la adopción de nuevos acuerdos regionales para limitar la contaminación atmosférica transfronteriza, y la aplicación de los existentes; (f) Elaborar estrategias encaminadas a reducir las emisiones que provocan la contaminación atmosférica transfronteriza y sus efectos.

ACTIVIDADES

9.28. Los gobiernos al nivel que corresponda, con la cooperación de los órganos competentes de las Naciones Unidas y, según proceda, de las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, el sector privado y las instituciones financieras, deberían:

(a) Establecer y/o fortalecer acuerdos regionales para la lucha contra la contaminación atmosférica transfronteriza y cooperar, en particular con los países en desarrollo, en las esferas de la observación y la evaluación sistemáticas, la construcción de modelos y el desarrollo e intercambio de tecnologías para la limitación de las emisiones procedentes de fuentes móviles y fijas de contaminación atmosférica. En este contexto, se debería hacer más hincapié en la consideración del alcance, las causas y los efectos socioeconómicos y para la salud de la radiación ultravioleta, la acidificación del medio ambiente y el daño causado a los bosques y a la vegetación en general por los fotooxidantes; (b) Establecer o fortalecer sistemas de alerta temprano y mecanismos de intervención en relación con la contaminación atmosférica transfronteriza que resulta de accidentes industriales y desastres naturales, así como de la destrucción deliberada y/o accidental de recursos naturales; (c) Facilitar las oportunidades de capacitación y el intercambio de datos e información y de experiencias nacionales y/o regionales; (d) Cooperar en los planos regional, multilateral y bilateral para evaluar la contaminación atmosférica transfronteriza y elaborar y ejecutar programas que incluyan medidas concretas para reducir las emisiones a la atmósfera y hacer frente a sus efectos ambientales, económicos, sociales y de otra índole.

MEDIOS DE EJECUCIÓN

  • Cooperación internacional y regional

9.29. Los instrumentos jurídicos en vigor han creado estructuras institucionales que se relacionan con los propósitos de esos instrumentos y la labor al respecto debería proseguir básicamente en esos contextos. Los gobiernos deberían continuar y aumentar su cooperación en los planos regional y mundial, así como en el sistema de las Naciones Unidas. En ese contexto, cabe hacer referencia a las recomendaciones contenidas en el capítulo 38 del Programa 21 (Arreglos institucionales internacionales).

  • Aumento de la capacidad

9.30. Los países, en cooperación con los órganos competentes de las Naciones Unidas, los donantes internacionales y las organizaciones no gubernamentales, deberían movilizar recursos técnicos y financieros y facilitar la cooperación técnica con países en desarrollo a fin de reforzar sus capacidades técnicas y de gestión, planificación y administración para promover el desarrollo sostenible y la protección de la atmósfera, en todos los sectores pertinentes.

Desarrollo de los recursos humanos

9.31. Es preciso adoptar y fortalecer programas de educación y de toma de conciencia en los planos local, nacional e internacional que se refieran a la promoción del desarrollo sostenible y a la protección de la atmósfera, en todos los sectores pertinentes.

Financiación y evaluación de los costos

9.32. La secretaría de la Conferencia ha estimado que el costo total medio por año (1993-2000) de ejecución de las actividades del área de programas A ascenderá a unos 640 millones de dólares, que la comunidad internacional suministrará a título de donación o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Los costos reales y las condiciones financieras, incluidas las no concesionarias, dependerán, entre otras cosas, de las estrategias y los programas específicos que los gobiernos decidan ejecutar. 9.33. La secretaría de la Conferencia ha estimado que el costo total medio por año (1993-2000) de ejecución de las actividades del programa en cuatro etapas del área de programas B ascenderá a unos 20.000 millones de dólares, que la comunidad internacional suministrará a título de donación o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Los costos reales y las condiciones financieras, incluidas las no concesionarias, dependerán, entre otras cosas, de las estrategias y los programas específicos que los gobiernos decidan ejecutar. 9.34. La secretaría de la Conferencia ha estimado que el costo total medio por año (1993-2000) de ejecución de las actividades del área de programas C será de unos 160 a 590 millones de dólares a título de donación o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Los costos reales y las condiciones financieras, incluidas las no concesionarias, dependerán, entre otras cosas, de las estrategias y los programas específicos que los gobiernos decidan ejecutar. 9.35. La secretaría de la Conferencia ha incluido los costos de la asistencia técnica y los programas experimentales en los párrafos 9.32 y 9.33. Notas Las fuentes de energía nuevas y renovables son las energías heliotérmica, solar fotovoltaica, eólica, hidroeléctrica, de biomasa, geotérmica, marina, animal y humana, de las que se trata en los informes del Comité sobre el Aprovechamiento y la Utilización de las Fuentes de Energía Nuevas y Renovables, preparados específicamente para la Conferencia (véanse A/CONF.151/PC/119 y A/AC.218/1992/5). Ello incluye las normas o recomendaciones promovidas por las organizaciones regionales de integración económica.

Sección III FORTALECIMIENTO DEL PAPEL DE LOS GRUPOS PRINCIPALES Capítulo 23

Preámbulo

23.1. La dedicación y la participación auténtica de todos los grupos sociales tendrán una importancia decisiva en el cumplimiento eficaz de los objetivos, las políticas y los mecanismos acordados por los gobiernos en todas las áreas del Programa 21. 23.2. Uno de los requisitos fundamentales para alcanzar el desarrollo sostenible es la amplia participación de la opinión pública en la adopción de decisiones. Además, en el contexto más concreto del medio ambiente y el desarrollo, se ha hecho evidente la necesidad de emplear nuevas formas de participación. Se trata de la necesidad de que las personas, los grupos y las organizaciones participen en los procedimientos de evaluación del impacto ambiental, conozcan el mecanismo de adopción de decisiones y participen en él, sobre todo cuando exista la posibilidad de que esas decisiones afecten a las comunidades donde viven y trabajan. Toda persona, grupo u organización debería tener acceso a la información relativa al medio ambiente y el desarrollo con que contaran las autoridades nacionales, incluso a la información acerca de productos y actividades que tuvieran consecuencias importantes para el medio ambiente o hubiera probabilidades de que las tuvieran, así como a la información sobre las medidas de protección del medio ambiente. 23.3. Toda política, definición o norma que se relacionara con el acceso a la labor de las instituciones u organismos de las Naciones Unidas encargados de ejecutar el Programa 21 o a la participación de las organizaciones no gubernamentales en esa labor debería aplicarse por igual a todos los grupos importantes. 23.4. Las áreas de programas que se indican a continuación guardan relación con los medios para promover una auténtica participación social en apoyo de los esfuerzos comunes para lograr el desarrollo sostenible.

Sección IV MEDIOS DE EJECUCIÓN Capítulo 33

Recursos y Mecanismos de Financiacion

INTRODUCCION

33.1. La Asamblea General, en su resolución 44/228, de 22 de diciembre de 1989, entre otras cosas, decidió que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo debía:

  • Determinar medios de proporcionar recursos financieros nuevos y adicionales, en particular a los países en desarrollo, para programas y proyectos ambientalmente racionales, de conformidad con los objetivos, las prioridades y los planes de desarrollo nacionales, y considerar formas de establecer una vigilancia eficaz del suministro de esos recursos financieros nuevos y adicionales, en particular a los países en desarrollo, a fin de que la comunidad internacional pueda adoptar nuevas medidas apropiadas sobre la base de datos exactos y fidedignos;
  • Determinar medios de proporcionar recursos financieros adicionales destinados a adoptar medidas orientadas a resolver problemas ambientales importantes de interés mundial y en especial apoyar a los países, sobre todo a los países en desarrollo, para los que la aplicación de tales medidas representaría una carga especial o extraordinaria, particularmente por su falta de recursos financieros, experiencia o conocimientos técnicos;
  • Examinar diversos mecanismos de financiación, incluidos los voluntarios, y considerar la posibilidad de establecer un fondo especial internacional y otros criterios innovadores con miras a conseguir, sobre una base favorable, la transmisión más eficaz y rápida posible a los países en desarrollo de tecnologías ambientalmente racionales;
  • Determinar cuantitativamente las necesidades financieras para aplicar con éxito las decisiones y recomendaciones de la Conferencia y determinar posibles fuentes de recursos adicionales, incluidas las no convencionales.

33.2. El presente capítulo trata de la financiación que la ejecución del Programa 21, que representa un consenso mundial que integra las consideraciones ambientales en un proceso de desarrollo acelerado. Para cada uno de los demás capítulos, la secretaría de la Conferencia ha suministrado estimaciones indicativas del costo total de la ejecución para los países en desarrollo y de las necesidades de fondos que sean otorgados a título de donación o en condiciones de favor por la comunidad internacional. Las estimaciones ponen de manifiesto la necesidad de un esfuerzo sustancialmente incrementado de los distintos países y de la comunidad internacional.

BASES PARA LA ACCIÓN

33.3. El crecimiento económico, el desarrollo social y la erradicación de la pobreza son las prioridades principales y absolutas de los países en desarrollo que son a su vez esenciales para lograr los objetivos nacionales y mundiales de sostenibilidad. Habida cuenta de los beneficios mundiales que se derivarán de la ejecución del Programa 21 considerado en su totalidad, el suministro a los países en desarrollo de medios eficaces, entre otras cosas, recursos financieros y tecnología, sin los cuales les será difícil cumplir plenamente sus compromisos, beneficiará a los intereses comunes de los países desarrollados y los países en desarrollo y de la humanidad en general y a las generaciones futuras. 33.4. El costo de la inacción podría superar el costo financiero de la ejecución del Programa 21. La inacción limitará las opciones de las generaciones futuras. 33.5. Para hacer frente a las cuestiones ambientales harán falta esfuerzos especiales. Las cuestiones ambientales mundiales y locales están interrelacionadas. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Convenio sobre la Diversidad Biológica hacen referencia a dos de las cuestiones mundiales más importantes. 33.6. El establecimiento de condiciones económicas, tanto nacionales como internacionales, que estimulen el libre intercambio y el acceso a los mercados contribuirá a que el crecimiento económico y la protección del medio ambiente se apoyen mutuamente en benficio de todos los países, particularmente los países en desarrollo y los países que experimentan el proceso de transición a una economía de mercado (en el capítulo 2 figura un examen más completo de estas cuestiones). 33.7. También debería fortalecerse la cooperación internacional para el desarrollo sostenible a fin de apoyar y complementar los esfuerzos de los países en desarrollo, particularmente los países menos adelantados. 33.8. Todos los países deberían considerar el modo de transformar el Programa 21 en políticas y programas nacionales mediante un proceso que integra las consideraciones ambientales y de desarrollo. Deberían establecerse prioridades nacionales y locales por medios que incluyan la participación de la población y de la comunidad, promoviendo al mismo tiempo la igualdad de oportunidades para los hombres y las mujeres. 33.9. Para que haya una asociación evolutiva entre todos los países del mundo, particularmente una asociación entre los países desarrollados y los países en desarrollo, se requieren estrategias de desarrollo sostenible y niveles de financiación incrementados y previsibles en apoyo de los objetivos a más largo plazo. Para ese fin, los países en desarrollo deberían dar expresión a sus propias acciones prioritarias y necesidades de apoyo y los países desarrollados deberían comprometerse a atender a esas prioridades. A este respecto, los grupos de consulta y reuniones de mesa redonda y otros mecanismos de base nacional pueden desempeñar un papel facilitador. 33.10. La ejecución de los enormes programas de desarrollo sostenible del Programa 21 requerirá el suministro a los países en desarrollo de sustanciales recursos financieros nuevos y adicionales. Se deberían suministrar fondos a título de donación o en condiciones de favor con arreglo a criterios e indicadores racionales y equitativos. La ejecución gradual del Programa 21 debería ir acompañada del suministro de esos recursos financieros necesarios. La etapa inicial se acelerará con sustanciales compromisos tempranos de concesión de fondos en condiciones de favor.

OBJETIVOS

33.11. Los objetivos son: (a) Adoptar medidas relativas a los recursos financieros y los mecanismos de financiación para la ejecución del Programa 21; (b) Proporcionar recursos financieros nuevos y adicionales que al mismo tiempo sean suficientes y previsibles; (c) Tratar de lograr la utilización plena y el mejoramiento cualitativo constante de los mecanismos de financiación que se han de utilizar para la ejecución del Programa 21.

ACTIVIDADES

33.12. Fundamentalmente, las actividades de este capítulo están relacionada con la ejecución de todos los demás capítulos del Programa 21.

MEDIOS DE EJECUCIÓN

33.13. En general, la financiación de la ejecución del Programa 21 procederá de los sectores públicos y privados de cada país. Para los países en desarrollo, particularmente los países menos adelantados, la asistencia oficial para el desarrollo es una fuente importante de financiación externa, y se requeriran sustanciales fondos nuevos y adicionales para el desarrollo sostenible y la ejecución del Programa 21. Los países desarrollados reafirman sus compromisos de alcanzar la meta aceptada de las Naciones Unidas del 0,7% del PNB para la asistencia oficial para el desarrollo, y, en la medida en que aún no hayan alcanzado esa meta, están de acuerdo en aumentar sus programas de asistencia a fin de alcanzar esa meta lo antes posible y velar por la ejecución rápida y eficaz del Programa 21. Algunos países han convenido en alcanzar la meta para el año 2000. Se decidió que la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible examinaría y vigilaría regularmente los progresos realizados para alcanzar esta meta. Este proceso de examen debería combinar de modo sistemático la vigilancia de la ejecución del Programa 21 con un examen de los recursos financieros disponibles. Se debe encomiar a los países que han alcanzado ya la meta y se les debe alentar a continuar contribuyendo al esfuerzo común para facilitar los sustanciales recursos adicionales que han de movilizarse. Otros países desarrollados, en armonía con su apoyo a los esfuerzos reformadores de los países en desarrollo, convienen en hacer todos los esfuerzos posibles por aumentar su nivel de asistencia oficial para el desarrollo. En este contexto, se reconoce la importancia de la distribución equitativa de la carga entre los países desarrollados. Otros países, entre ellos los que experimentan el proceso de transición a una economía de mercado, podrán aumentar voluntariamente las contribuciones de los países desarrollados. 33.14. Los fondos para el Programa 21 y otros productos de la Conferencia deberían suministrarse en una forma que aumentara al máximo la disponibilidad de recursos nuevos y adicionales y que utilizara todos los mecanismos y fuentes de financiación disponibles. Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

a) Los bancos y fondos multilaterales de desarrollo:

  1. La Asociación Internacional de Fomento (AIF). Entre las distintas cuestiones y opciones que los suplentes de la AIF examinarán en la próxima décima reposición de los recursos de la AIF, debería prestarse una atención especial a la declaración hecha por el Presidente del Banco Mundial en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, a fin de yudar a los países más pobres a alcanzar sus objetivos de desarrollo sostenible contenidos en el Programa 21;
  2. Bancos regionales y subregionales de desarrollo. Los bancos y fondos regionales y subregionales de desarrollo deberían desempeñar un papel más amplio y más eficaz en el suministro de recursos en condiciones de favor u otras condiciones favorables necesarias para ejecutar el Programa 21;
  3. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial, administrado conjuntamente por el Banco Mundial, el PNUD y el PNUMA, cuyos fondos adicionales a título de donación y en condiciones de favor están destinados a lograr beneficios para el medio ambiente mundial, debería cubrir los costos adicionales acordados de las actividades pertinentes en el marco del Programa 21, particularmente para los países en desarrollo. Por consiguiente, el Fondo debería reestructurarse para, entre otras cosas:

Fomentar una participación universal: Tener la flexibilidad suficiente para hacer extensivo su alcance y cobertura a las áreas de programas pertinentes del Programa 21, con beneficios para el medio ambiente mundial, en la forma convenida; Asegurar una administración transparente y democrática incluso en la adopción de decisiones y en su funcionamiento, garantizando una representación equilibrada y equitativa de los intereses de los países en desarrollo, así como dando el debido peso a los esfuerzos de financiación de los países donantes; Asegurar recursos financieros nuevos y adicionales a título de donación y en condiciones de favor, en particular para los países en desarrollo; Velar por que la corriente de fondos consistentes en contribuciones de países desarrollados sea previsible, teniendo presente la importancia de una distribución equitativa de la carga; Velar por el acceso a los fondos y su desembolso según criterios mutuamente convenidos sin introducir nuevas formas de condicionalidad; (b) Los organismos especializados, demás órganos de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales que tengan papeles asignados para apoyar a los gobiernos en la ejecución del Programa 21; (c) Instituciones multilaterales de aumento de la capacidad y de cooperación técnica. Deberían proporcionarse los recursos financieros necesarios al PNUD para que use su red de oficinas exteriores y su amplio mandato y experiencia en la esfera de la cooperación técnica con el fin de facilitar el aumento de la capacidad en el plano nacional, aprovechando plenamente los conocimientos de los organismos especializados y demás órganos de las Naciones Unidas en sus respectivas esferas de competencia particularmente el PNUMA, así como de los bancos multilaterales y regionales de desarrollo; (d) Programas de asistencia bilateral. Estos programas deberán fortalecerse para promover el desarrollo sostenible; (e) Alivio de la carga de la deuda. Es importante lograr soluciones duraderas a los problemas de la deuda de los países en desarrollo de bajos y medianos ingresos para brindarles los medios necesarios para un desarrollo sostenible. Deberían mantenerse en examen las medidas que atendieran a los persistentes problemas de deuda de los países de bajos y medianos ingresos. Todos los acreedores del Club de París deberían aplicar rápidamente el acuerdo de diciembre de 1991 para aliviar la carga de la deuda de los países fuertemente endeudados más pobres que están realizando un ajuste estructural; deberían mantenerse en examen las medidas de alivio de la carga de la deuda a fin de atender a las dificultades persistentes de esos países; (f) Fondos privados. Podrían aumentarse las contribuciones voluntarias por conductos no gubernamentales, que han ascendido recientemente a alrededor de un 10% de la asistencia oficial para el desarrollo. 33.15. Inversiones. Debería fomentarse la movilización de mayores niveles de inversión extranjera directa y de transferencias de tecnologías mediante políticas nacionales que promovieran la inversión y mediante empresas conjuntas y otros mecanismos. 33.16. Nuevos mecanismos de financiación. Deberían considerarse nuevas maneras de generar nuevos recursos financieros públicos y privados, a saber, en particular: (a) Diversas maneras de aliviar la carga de la deuda, aparte de la deuda oficial o del Club de París, incluido un mayor uso de canjes de deuda; (b) El uso de incentivos y mecanismos económicos y fiscales; (c) La viabilidad de permisos negociables; (d) Nuevos mecanismos para recaudar fondos y contribuciones voluntarias por vías privadas, entre ellas las organizaciones no gubernamentales; (e) La reasignación de recursos dedicados actualmente a fines militares.

33.17. A fin de lograr la sostenibilidad es importante, particularmente para los países en desarrollo, disponer de un clima económico internacional y nacional favorable que conduzca a un crecimiento y desarrollo económico sostenido. 33.18. La secretaría de la Conferencia ha estimado que el costo medio por año (1993-2000) de ejecución en los países en desarrollo de las actividades del Programa 21 ascenderá a más de 600.000 millones de dólares, incluidos alrededor de 125.000 millones que la comunidad internacional suministrará a título de donación o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Los costos reales dependerán, entre otras cosas, de las estrategias y los programas específicos que los gobiernos decidan ejecutar. 33.19. Los países desarrollados y otros países que puedan hacerlo deberían contraer compromisos financieros iniciales para poner en práctica las decisiones de la Conferencia. Deberían informar sobre dichos planes y compromisos a la Asamblea General de las Naciones Unidas en su cuadragésimo séptimo período de sesiones, en 1992. 33.20. Los países en desarrollo deberían comenzar también a elaborar planes nacionales de desarrollo sostenible para poner en práctica las decisiones de la Conferencia. 33.21. Es fundamental examinar y vigilar la financiación del Programa 21. En el capítulo 38 (Arreglos institucionales internacionales) se consideran las cuestiones vinculadas con la ejecución eficaz de las actividades a que dé lugar la Conferencia. Será importante verificar periódicamente si los fondos y los mecanismos son adecuados, así como los esfuerzos por alcanzar los objetivos acordados del presente capítulo, incluidas las metas cuando corresponda .


Carta de las Ciudades Europeas hacia la Sostenibilidad