Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

«[...] por "violencia contra la mujer" se entiende todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada

Del Artículo 1 de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, 1993
Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
Acid attack victim.jpg
Mujer víctima de un ataque ácido, Camboya, 2007
Fecha: 25 de noviembre
Organizador: Naciones Unidas
Ámbito de celebración: Mundial
Año de inicio: 2001
Resolución: A/RES/54/134

El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución A/RES/54/134, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (en inglés: International Day for the Elimination of Violence against Women), invitando a todos los Estados Miembros, a las organizaciones internacionales y a las organizaciones no gubernamentales a que organicen en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra la mujer[1]. Este día pretende denunciar y condenar las diversas formas de violencia contra las mujeres que siguen instaladas en nuestra sociedad y que cada año se cobra un elevado número de víctimas mortales.

En la citada resolución A/RES/54/134, la Asamblea General muestra su preocupación porque la violencia contra la mujer constituye un obstáculo para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz y que la violencia contra la mujer constituye una manifestación de unas relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a que el hombre domine a la mujer y discrimine contra ella, impidiendo su adelanto pleno.

El artículo 2 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de 1993 define la violencia contra las mujeres como:

Se entenderá que la violencia contra la mujer abarca los siguientes actos, aunque sin limitarse a ellos:
a) La violencia física, sexual y sicológica que se produzca en la familia, incluidos los malos tratos, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital femenina y otras prácticas tradicionales nocivas para la mujer, los actos de violencia perpetrados por otros miembros de la familia y la violencia relacionada con la explotación;
b) La violencia física, sexual y sicológica perpetrada dentro de la comunidad en general, inclusive la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros lugares, la trata de mujeres y la prostitución forzada;
c) La violencia física, sexual y sicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra.

La violencia de género se nutre de las relaciones desiguales entre las personas de uno y otro sexo, por lo que es preciso promover un sistema de valores basado en la equidad y el respeto mutuo y no sobre la base de la desigualdad entre mujeres y hombres. La violencia contra las mujeres, y en particular la que se da en el entorno familiar o de las relaciones de pareja, ha sido vista tradicionalmente como un problema privado, y esta visión la ha mantenido excluida hasta épocas muy recientes del debate público y de la acción política e institucional.

La fecha elegida, 25 de noviembre, recuerda el brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal[2], mujeres comprometidas en la lucha por las libertades durante la dictadura de Trujillo en la República Dominicana. Antes de que fuese oficializada por las Naciones Unidas, los defensores de derechos humanos ya establecieron esta celebración a partir de 1981.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la violencia contra las mujeres y niñas constituye un problema de proporciones pandémicas[3]; al menos una de cada tres mujeres (35 %) en el mundo ha sufrido maltrato, ha sido forzada a mantener relaciones sexuales o ha padecido algún tipo de abuso a lo largo de su vida, generalmente por parte de alguien conocido.

Vídeos

Vea también

Referencias

Enlaces externos