ASEAN Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

ASEAN Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos

La ASEAN Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos (AICHR, ASEAN Intergovernmental Commission on Human Rights) fue creada en septiembre de 2009 como un órgano consultivo de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) especializado en derechos humanos.

La Comisión Intergubernamental tiene como función promover y proteger los derechos humanos y la cooperación regional en materia de derechos humanos, en los Estados miembros (Camboya, Tailandia, Myanmar, Brunei, Malaysia, Singapur, Indonesia, Laos, Vietnam y Filipinas). El AICHR está dirigida por un cuerpo de representantes, uno por cada Estado miembro, cada uno nombrado por y responsable ante su gobierno y cumple una pena de tres años, renovable una vez.

Organizaciones no gubernamentales de la región presentaron casos de presuntas violaciones, en su reunión inaugural en Yakarta.

El 18 de noviembre de 2012, la cumbre de la la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), celebrada en Phnom Penh (Camboya) aprobó una Declaración de Derechos Humanos, cuyo texto ha sido criticado por varias organizaciones internacionales. Esta declaración llama a cada uno de los diez estados de la Asean a eliminar la tortura, las detenciones arbitrarias y otros tipos de abusos de los derechos humanos. Antes de la cumbre, organizaciones no gubernamentales, entre estas la Federación Internacional de Derechos Humanos, Human Rights Watch y Amnistía Internacional, pidieron a la ASEAN que postergase la aprobación de la declaración argumentando que esta incumple los estándares internacionales.

La Declaración de Derechos Humanos de la ASEAN tal y como ha sido aprobada, no cumple con las normas internacionales vigentes sobre derechos humanos. Esto va en contra del consenso internacional sobre los principios de derechos humanos que han estado en vigor durante más de seis décadas. Son preocupantes cláusulas específicas que desvirtúan los principios generales de derechos humanos universalmente aceptados. En virtud de estas disposiciones, el disfrute de los derechos enunciados en la Declaración se equilibra con el ejercicio de sus funciones, están sometido a contextos nacionales y regionales y las consideraciones de diferentes orígenes culturales, religiosas e históricas. Por otra parte, todos los derechos establecidos en la Declaración están sujeto a la restricción en una amplia variedad de motivos, entre ellos la seguridad nacional y moral pública.

Vea también

Enlaces externos y referencias

Descargas