Congreso para la Igualdad Racial

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

Congreso para la Igualdad Racial

El Congreso para la Igualdad Racial (Congress Of Racial Equality, CORE) es una organización no gubernamental estadounidense de derechos civiles fundada en 1942 en Chicago por James Leonard Farmer con el nombre de Comité para la Igualdad Racial. El objetivo de la organización es crear una sociedad en la que la raza o el credo no sean ni una ventaja ni un obstáculo. El proyecto contó en origen con la colaboración de un grupo interracial de estudiantes de Chicago. Muchos de los miembros fundadores pertenecían a Fraternidad de la Reconciliación (FOR), asociación pacifista contra el racismo. Más tarde la sede de la organización se trasladó a Nueva York. La Organización de las Naciones Unidas la ha distinguido con el estatus de ONG consultiva.

Entre las actividades del Congreso están la realización de iniciativas de acción directa no violenta, para luchar contra la discriminación racial en Estados Unidos. En las décadas de 1950 y 1960 CORE organizó sentadas en restaurantes y medios de transporte públicos, promovió la inscripción en el censo electoral y campañas de educación electoral y organizó grandes manifestaciones, como la Marcha sobre Washington de 1963 por el trabajo y la libertad.

Principios de la asociación

El Congreso para la Igualdad Racial está influido por las enseñanzas de Mahatma Gandhi, la asociación llevó a cabo en sus primeros treinta años de historia una serie de campañas destinadas a movilizar a la población afroamericana para luchar por sus derechos fundamentales. Desde su fundación, CORE se planteó como meta alcanzar la igualdad de todas las personas independientemente de su raza, credo, sexo, edad, minusvalía, orientación sexual, religión u origen étnico y, para conseguir este objetivo, la organización intentó identificar, exponer y denunciar los actos de discriminación pública y privada.

Actividades de CORE

Entre las numerosas acciones realizadas a lo largo de su historia por CORE, destacaron las campañas de movilización de la década de 1940 que se materializaron en una serie de sentadas frente a los lugares públicos donde estaba restringido el acceso a las personas de raza negra, tales como restaurantes y medios de transporte público. Promovió la inscripción en el censo electoral, también ejerció presión política sobre los legisladores mediante la organziación de grandes manifestaciones públicas, como la Marcha sobre Washington de 1963 por el trabajo y la libertad.

La repercusión social de estas acciones fue importante y, a finales de 1942, James Farmer junto con Bayard Rustin, secretario de la FOR, emprendieron viajes por los Estados Unidos con el fin de conseguir nuevos adeptos a la causa de la igualdad racial. La organización incrementó de forma extraordinaria su popularidad en todo el país cuando en abril de 1947 una comisión, formada por cuatro hombres blancos y cuatro hombres negros, acudió a los Estados del Sur para combatir una ley que establecía la segregación interracial en los viajes interestatales. El punto álgido de la campaña se produjo cuando la mitad de los miembros de la comisión fueron arrestados en Chapel Hill (Carolina del Norte) y condenados a trabajos forzados.

La rápida extensión de CORE a lo largo del país provocó el nacimiento de diferencias estratégicas entre la dirección nacional y las gestoras regionales aunque en 1953, tras la elección de Farmer como primer director nacional de la organización, se puso fin a la crisis. La asociación intensificó sus campañas en 1954 para oponerse a la decisión del Ministerio de Educación que aceptaba la segregación racial en las escuelas.

En la década de 1950 la organización trabajó sobre el importante objetivo de aumentar el registro de los votantes negros, especialmente en los estados del sur. A principios de los años sesenta, la organización recuperó la tradición de organizar sentadas en lugares públicos donde se practicaba la segregación racial, como la realizada en Greensboro (Carolina del Norte) en apoyo de cuatro estudiantes de raza negra en un Instituto de Enseñanza, que tuvo gran repercusión en los medios de comunicación.
Marcha sobre Washington, 28 de agosto de 1963 (wikimedia.org)

En la década de 1960, las delegaciones del CORE organizaron grandes manifestaciones públicas con el fin de presionar a las autoridades estadounidenses. Entre las más significativas destacó la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad,de 1963 y el proyecto Verano de la Libertad en Mississippi de 1964. Ese mismo verano la opinión pública estadounidense fue conmocionada por el asesinato de tres activistas de CORE: James Chaney, Andrew Goodman y Michael Schwerner.

En 1966 comenzó a cuestionarse el liderazgo de James Farmer, quien finalmente presentó su dimisión. Floyd Mckissick fue elegido nuevo director nacional y trató de relanzar la actividad de la organización con una serie de medidas de acercamiento hacia el Comité de Coordinación de los Estudiantes No Violentos (SNCC). La dirección de Mckissick, que introdujo los ideales del Black Power en el movimiento, fue bien acogida por la mayoría de los activistas negros. El nuevo director nacional no pudo evitar, sin embargo, la quiebra económica de CORE. Mckissick tuvo que renunciar a su proyecto de construir la Ciudad del Alma en Carolina del Norte y, finalmente, presentó su dimisión. No obstante, esta fue la época de mayor esplendor del Congreso, con 70.000 afiliados y más de 180 asociaciones integradas.

Roy Innis, presidente de la delegación de Harlem, fue elegido en 1968 para sustituir a Mckissick. El nuevo responsable se encontró con una asociación totalmente desmembrada y con más de un millón de dólares en deudas. Trató de reorganizar la estructura del CORE, impulsó una Nueva Fundación con el fin de financiar la organización y arrebató el poder de decisión a las delegaciones locales para devolver la máxima representación a la Dirección Nacional. Bajo la dirección de Innis, el Congreso adoptó una ideología basada en el nacionalismo pragmático que apoyaba el desarrollo económico y la autodeterminación de las comunidades negras. Aunque todavía mantiene numerosos agrupaciones en los Estados Unidos y en algunos países africanos, de América Central y el Caribe, el CORE fue perdiendo importancia en el seno de los movimientos estadounidenses que luchaban a favor de los derechos civiles durante la década de 1980.

Artículos relacionados

Referencias

Enlaces externos

Descargas