Desobediencia civil

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

Desobediencia civil

La desobediencia civil (Civil disobedience) es el rechazo y negación a obedecer ciertas normas o leyes cuando se tiene la convicción de que son políticas o moralmente injustas; los individuos que la practican aceptan el castigo que sus actos puedan acarrear. Es también una forma de resistencia pasiva frente a gobiernos ilegítmos, injustos, oligárquicos o gravemente ineficaces.

La definición de desobediencia civil propuesta por Hugo Adam Bedau ha sido ampliamente aceptada:

Alguien comete un acto de desobediencia civil, si y sólo si, sus actos son ilegales, públicos, no violentos, conscientes, realizados con la intención de frustrar leyes -al menos una-, programas o decisiones de gobiernos.

Para que un acto se clasifique como una desobediencia civil, se necesita que la acción se haga públicamente, que sea ilegal o que asi lo clasifique el poder, y que al mismo tiempo quien cometa el supuesto delito esté consciente de sus acciones y motivos.

La desobediencia civil consiste en actos pacíficos de desacato a las órdenes de la autoridad o de incumplimiento de los deberes legales, implicando la infracción deliberada de las leyes. No siempre se produce contra el gobierno en su conjunto; puede ser contra alguno de sus actos, estimado injusto o contrario a las convicciones morales de la sociedad o de un grupo de ella.

Es característico de la desobediencia civil su ejecución de forma consciente, pública, pacífica y no violenta, manteniendo una actitud de protesta contra la autoridad con el fin de rectificar los errores que, a juicio de quienes protestan, hayan cometido.

En un sistema democrático, el desobediente civil viola la norma generalmente aceptada como medio de apelación a la mayoría para que ésta rectifique, aunque siempre recurriendo, en la expresión de la protesta, a los mismos principios constitucionales a los que la mayoría recurre para legitimarse. En el marco de sistemas no democráticos, la desobediencia al derecho con motivación política se hace, más bien, al amparo del derecho de resistencia.

La desobediencia civil se distingue del delito común y de la objeción de conciencia. Puesto que no pretende ocultarse como el delito ni responden a motivos personales e implica una rebeldía no permitida, al contrario que la objeción de conciencia.

Ghandi fue uno de los máximos representantes de la desobediencia civil no violenta, que practicó en su lucha contra el colonialismo inglés en la India. La resistencia pasiva (satyagraha) es un método de asegurar los derechos mediante el sufrimiento personal, es lo contrario a la resistencia por las armas que es usar la fuerza del cuerpo:

Cuando me rehúso a hacer algo que es repugnante para mi conciencia, uso la fuerza del alma... si no obedezco y acepto la pena por esto, uso la fuerza del alma.

Esto implica el sacrificio de uno mismo, que es infinitamente superior al sacrificio de los demás y no hace sufrir a otros por los errores.

Martin Luther King Jr., otro gran representante de la desobediencia civil, decía que un individuo que viola una ley que su conciencia le dice que es injusta, y que voluntariamente acepta la prisión para despertar la conciencia de su comunidad acerca de esa injusticia, expresa realmente el más alto respeto por la ley. Nunca hay que olvidar que todo lo que hizo Hitler en Alemania fue legal.

Artículos relacionados

Referencias

Enlaces externos

Descargas