Programa de Trabajo Decente

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

Programa de Trabajo Decente

El Programa de Trabajo Decente (en inglés: Decent work agenda ; en francés: L’Agenda pour le travail décent) es un programa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dignificar el trabajo, esto es, que el trabajo se realice en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana; sin estas características debe considerarse que se han violado los derechos humanos del trabajador afectado y que no existe trabajo libre.

El concepto de trabajo decente fue introducido por Juan Somavía, en su primer informe como Director General de la Organización Internacional del Trabajo en 1999. El término fue empleado en respuesta al deterioro de los derechos de los trabajadores registrado en el mundo en la década de 1990, como consecuencia del proceso de globalización y la necesidad de atender la dimensión social de la globalización.

La OIT ofrece apoyo a través de programas nacionales de trabajo decente. La puesta en práctica del Programa de Trabajo Decente se logra a través de la aplicación de los cuatro objetivos estratégicos de la OIT:

  • Crear Trabajo: para ello es necesaria una economía que genere oportunidades de inversión, iniciativa empresarial, desarrollo de competencias, puestos de trabajo y modos de vida sostenibles.
  • Garantizar los derechos de los trabajadores: de todos los trabajadores, y en particular de los trabajadores menos favorecidos que necesitan representación, participación y leyes adecuadas a sus intereses.
  • Extender la protección social: para promover la inclusión social y la productividad al asegurar que mujeres y hombres disfruten de condiciones de trabajo seguras, dispongan de tiempo libre y el descanso adecuado, que tenga en cuenta la familia y los valores sociales, proporcionar una compensación adecuada en caso de pérdida o reducción de ingresos y permitir el acceso a una vivienda adecuada de atención médica.
  • Promover el diálogo social: participación de organizaciones de trabajadores y de empleadores, representativas e independientes, es fundamental para elevar la productividad, evitar los conflictos en el trabajo, así como para crear sociedades cohesionadas.

El objetivo general del trabajo decente es provocar cambios positivos en la vida de las personas en el ámbito nacional y local.

Artículos relacionados

Referencias

Enlaces externos

Descargas