Trabajo

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

Trabajo

1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

Artículo 23 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 1948

[...] Considerando que existen condiciones de trabajo que entrañan tal grado de injusticia, miseria y privaciones para gran número de seres humanos, que el descontento causado constituye una amenaza para la paz y armonía universales; [...]

Del preámbulo de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, 1919 El trabajo se define, en el ámbito de la sociología, como la ejecución de tareas que implican un esfuerzo físico o mental y que tienen como objetivo la producción de bienes y servicios para atender las necesidades humanas; es la actividad mediante la que los seres humanos obtienen sus medios de subsistencia. El trabajo, convertido en un deber social, es, pues, la participación del hombre en la vida pública, y a su vez, un derecho para poder cumplir con ese deber.

Una primera diferenciación se da entre trabajo remunerado y trabajo gratuito. El primero se refiere al empleo bajo contrato a cambio de un sueldo o salario, suele considerarse como un intercambio de esfuerzos en un lugar determinado y dentro de un horario específico. Sin embargo, estas características están asociadas a la industrialización, con su organización en fábricas y oficinas, que, en su conjunto, fue una actividad masculina. Así, el trabajo en el sentido de empleo ha sido básicamente masculino hasta la reciente incorporación de la mujer al desempeño del trabajo remunerado.

El impacto de la cultura industrial ha sido tan grande que se ha llegado a asociar el concepto de trabajo con el de la fábrica o la empresa, cuando, por el contrario, actualmente se realiza cada vez más en lugares como el hogar, la comunidad y los centros de recreo. En el siglo XX se ha reducido el número de horas de trabajo (por día, semana, año) al mismo tiempo que se han ampliado el periodo de la infancia y los beneficios de la jubilación.
«El Cuarto Estado» (1901), Giuseppe Pellizza da Volpedo (wikimedia.org)

La campaña Trabajo decente de la OIT

El Trabajo decente es un concepto propuesto por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para establecer las características que debe reunir una relación laboral para que cumpla los estándares laborales internacionales, de manera que el trabajo se realice en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana. Si esos estándares ho se cumplen, se considera se han violado los derechos humanos del trabajador afectado y que no existe trabajo libre, propiamente dicho.

El concepto de trabajo decente fue acuñado por Juan Somavía, en su primer informe como Director General de la Organización Internacional del Trabajo en 1999:

El empleo productivo y el trabajo decente son elementos fundamentales para alcanzar una globalización equitativa y la reducción de la pobreza. La OIT ha desarrollado un programa para la comunidad del trabajo. La puesta en práctica del Programa de Trabajo Decente se logra a través de la aplicación de sus cuatro objetivos estratégicos: creación de empleo, derechos en el trabajo, protección social y diálogo social, con la igualdad de género como objetivo transversal.
Fotograma de

Evolución histórica

La habitual naturaleza colectiva del trabajo y el sistema de relaciones sociales que lo conforma, hace del mismo un centro de atención constante para los sociólogos; Comte, el fundador de la Sociología, sostenía que la división de trabajo lleva a la evolución social.

Cada formación social desarrolla un tipo específico de relaciones sociales para atender la actividad laboral que impacta decisivamente en las características de cada sociedad y en la cultura y forma de vida de sus habitantes. La constitución misma de la humanidad como especie social está vinculada al desarrollo de relaciones cooperativas en el trabajo. Por otra parte el conflicto social derivado de las relaciones laborales es una de las cuestiones más atendidas por la Sociología. [1]

Durante la mayor parte de la Historia de la Civilización el trabajo fue considerado como una actividad penosa o despreciable.

Los griegos de la Edad de Oro pensaban que sólo el ocio recreativo era digno del ciudadano libre. La esclavitud fue considerada por las más diversas civilizaciones como la forma natural y más adecuada de relación laboral. Desde mediados del Siglo XIX, por influencia del desarrollo del movimiento democrático y sindicalista, la esclavitud deja de ser una forma de trabajo aceptada, para ser reemplazada por el trabajo asalariado. Con él emerge una valoración social positiva del trabajo, por primera vez en la historia de la Civilización.

En general los grandes sociólogos (Comte, Weber, Durkheim) concedieron al trabajo un lugar central en sus teorías. Pero, es a partir de la Segunda Guerra Mundial cuando se desarrolla una Sociología del Trabajo. Conceptos claves de la Sociología como los de división del trabajo, clase social, estratificación social, conflicto,... están íntimamente relacionadas con las implicanciones sociológicas del trabajo.

Para la Sociología del Trabajo el estudio del trabajo va más allá de las relaciones sociales de empleo para concentrarse en el mucho más amplio y complejo concepto de mundo del trabajo, abarcador de todas las formas de trabajo y actividad, prestando atención tanto a la actividad como a la intención para la cual la actividad es llevada a cabo, y llegando hasta el concepto mismo de "empresa", como esfuerzo colectivo del trabajo.

La Sociología presta atención y estudia las implicaciones sociales de la relación del trabajo con la herramienta (técnica y tecnología). Las profundas transformaciones que derivan del paso del trabajo con simples herramientas individuales (artesanado), al trabajo industrial con grandes máquinas (maquinismo), al trabajo con computadoras (sociedad de la información), constituyen un permanente tema de estudio sociológico.

Vea también

Enlaces externos y referencias

Descargas

  • http://www.ilo.org/global/topics/decent-work/lang--es/index.htm