Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición

El Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición (en inglés: Special Rapporteur on the promotion of truth, justice, reparation and guarantees of non-recurrence) fue nombrado por un periodo de tres años por el Consejo de Derechos Humanos, mediante la resolución 18/7, de 29 de septiembre de 2011, como parte de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El Relator Especial se ocupa de las situaciones en las que se han producido violaciónes graves de los derechos humanos y graves violaciones del derecho internacional humanitario.

Fue nombrado primer Relator Especial, Pablo de Greiff (Colombia), que asumió sus funciones el 1 de mayo de 2012. Este Relator debe informar anualmente al Consejo de Derechos Humanos y a la Asamblea General sobre sus actividades. El señor Greiff presentó su primer informe al Consejo de Derechos Humanos el 9 de agosto de 2012.

Mandato

La resolución 18/7 del Consejo de Derechos Humanos establece el siguiente mandato para el Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición:

  • Contribuir, cuando se le solicite, a la prestación de asistencia técnica o de servicios de asesoramiento sobre las cuestiones inherentes al mandato;
  • Reunir la información pertinente sobre las situaciones nacionales, en particular sobre marcos normativos, prácticas y experiencias nacionales, tales como las comisiones de verdad y reconciliación y otros mecanismos, en relación con la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición para hacer frente a las violaciones manifiestas de los derechos humanos y a las violaciones graves del derecho internacional humanitario, estudiar las tendencias, las novedades y los problemas y formular recomendaciones al respecto;
  • Identificar, intercambiar y promover las buenas prácticas y las enseñanzas obtenidas, así como identificar posibles elementos adicionales con miras a recomendar medios de mejorar y reforzar la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición;
  • Establecer un diálogo regular y cooperar con, entre otras entidades, los gobiernos, las organizaciones internacionales y regionales, las instituciones nacionales de derechos humanos y las organizaciones no gubernamentales, así como los órganos y mecanismos pertinentes de las Naciones Unidas;
  • Formular recomendaciones sobre, entre otras cosas, medidas judiciales y no judiciales al elaborar y aplicar estrategias, políticas y medidas para hacer frente a las violaciones manifiestas de los derechos humanos y a las violaciones graves del derecho internacional humanitario;
  • Emprender, en colaboración con, entre otras entidades, los Estados, los órganos y mecanismos pertinentes de las Naciones Unidas, las organizaciones internacionales y regionales, las instituciones nacionales de derechos humanos y las organizaciones no gubernamentales, y reflejando su opinión, un estudio sobre los medios de abordar las cuestiones inherentes al mandato;
  • Hacer visitas a los países y responder con prontitud a las invitaciones de los Estados;
  • Participar en las conferencias y actividades internacionales pertinentes y contribuir a ellas, a fin de promover un enfoque sistemático y coherente de las cuestiones inherentes al mandato;
  • Hacer que se cobre mayor conciencia del valor de un enfoque sistemático y coherente para hacer frente a las violaciones manifiestas de los derechos humanos y a las violaciones graves del derecho internacional humanitario, y formular recomendaciones al respecto;
  • Integrar una perspectiva de género en todas las actividades del mandato;
  • Integrar una perspectiva centrada en las víctimas en todas las actividades del mandato;
  • Trabajar en estrecha coordinación, evitando las duplicaciones innecesarias, con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, con otros procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos y con otros actores pertinentes;

Artículos relacionados

Referencias

Enlaces externos

Descargas