Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora

Artículo 27.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 1948 La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es una institución internacional perteneciente al sistema de las Naciones Unidas, aunque con total autonomía orgánica y funcional. La Organización está especializada en la protección del derecho de propiedad intelectual en el ámbito mundial, mediante el fomento de la cooperación, la creación y gestión de tratados internacionales. Fue creada en 1970, su sede permantente está en Ginebra (Suiza).

Antecedentes de la OMPI

En 1883 se firmó el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, primer texto internacional destinado a la protección de las creaciones intelectuales, fue firmado por 14 Estados y preveía la creación de una Oficina Internacional para la gestión administrativa.

En 1886 se firmó el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, que establecía un mecanismo para que los nacionales de un país vieran protegido internacionalmente sus derechos sobre obras artísticas (literarias, musicales, pictóricas, arquitectónicas,...). Este Convenio también preveía la creación de una oficina de gestión. Esta oficina se fusionó con la anterior, formando la Oficina Internacional Reunida para la Protección de la Propiedad Intelectual, con sede en Berna (Suiza) y precursora de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Estas Oficinas Internacionales mantuvieron su estructura, denominación y ubicación de la sede hasta 1960, en que se traslada a Ginebra.

En 1970 se acuerda una nueva estructura administrativa y el cambio de nombre de las Oficinas por Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, creándose una Secretaría para atender a los Estados miembros.

En 1974 la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual se adhirió al sistema de Naciones Unidas con estatuto de organismo especializado, manteniendo su autonomía orgánica y funcional.

En 1996, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual firma un acuerdo de cooperación con la Organización Mundial del Comercio (OMC), mediante el que se impulsó la armonización legislativa en este sector de gran importancia en el proceso globalizador mundial.

Normativa internacional gestionada por la OMPI

La OMPI administra los siguientes tratados internacionales sobre la propiedad industrial:

  • El Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial (1883)
  • El Arreglo de Madrid, relativo a la represión de las indicaciones de procedencia falsas o engañosas en los productos (1891)
  • El Tratado de Nairobi, sobre la protección del símbolo olímpico (1981)
  • El Tratado de Washington, sobre la propiedad intelectual respecto de los circuitos integrados (1994)
  • El Tratado sobre el Derecho de Marcas (1994)

La OMPI administra los siguientes tratados internacionales relativos a los derechos de autor:

  • El Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas (1886)
  • El Convenio de Roma, sobre la protección de los artistas, intérpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión (1961)
  • El Convenio de Ginebra, para la protección de los productores de fonogramas contra la reproducción no autorizada de sus fonogramas (1971)
  • El Convenio de Bruselas, sobre la distribución de señales portadoras de programas transmitidos por satélite (1974)
  • El Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor (1996)
  • El Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (1996)

Esta normativa es de carácter básico y se completa con otros convenios que permiten mecanismos de protección inmediata sobre patentes, marcas y dibujos, modelos industriales,... Estos instrumentos son:

  • El Tratado de Cooperación en materia de Patentes (1970)
  • El Tratado de Budapest, sobre el reconocimiento internacional del Depósito de Microorganismos a los fines del procedimiento en materia de patentes
  • El Arreglo de Madrid, relativo al Registro Internacional de Marcas (1891)
  • El Protocolo concerniente al Arreglo de Madrid (1989)
  • El Arreglo de Lisboa, relativo a la Protección de las Denominaciones de Origen y su Registro Internacional (1958)
  • El Arreglo de la Haya, relativo al depósito internacional de dibujos y modelos industriales

La OMPI también dispone de un sistema de registro y clasificación recogidos en cuatro normas:

  • Arreglo de Estrasburgo, relativo a la Clasificación Internacional de Patentes (1971)
  • Arreglo de Niza, relativo a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de las Marcas (1957)
  • Acuerdo de Viena, por el cual se establece una clasificación internacional de los elementos figurativos de las marcas (1973)
  • Arreglo de Locarno, que establece una clasificación internacional para los dibujos y modelos industriales (1968)

Estructura de la OMPI

El origen de la OMPI como oficina de gestión y control de diversos tratados internacionales explica que no tenga un entramado organizativo de gran contenido político. La OMPI cuenta con una secretaría a cuyo frente está un Director General y que cuenta con más de 600 funcionarios.

En su condición de entidad de servicios, la organización ha habilitado varios órganos de apoyo, como:

  • La Academia Mundial de la OMPI, que proporciona formación especializada a profesionales de países en desarrollo.
  • El Centro de Arbitraje y Mediación, con la función de facilitar a las personas físicas o jurídicas de cualquier país un medio ágil y económico de resolver las controversias, evitando así acudir a los procedimientos judiciales.

Además de la gestión de los tratados internacionales, la OMPI se encarga de la coordinación de los sistemas nacionales de regulación de la propiedad intelectual, la prestación de servicios relacionados con las solicitudes internacionales de reconocimiento de derechos, el intercambio de información, la asistencia jurídica, la solución de controversias entre partes privadas y la incorporación de las nuevas tecnologías al almacenaje de información sobre registros de derechos.

Breve cronología de la OMPI

  • 1883: se adopta el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, primer tratado internacional destinado a proporcionar protección sobre las creaciones intelectuales en otros países distintos al propio, mediante derechos de propiedad intelectual (patentes, marcas, diseños industriales)
  • 1886: se adopta el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas cuyo objetivo era contribuir a que los nacionales de los Estados contratantes obtuvieran protección internacional para su derecho a controlar el uso de sus obras creativas (novelas, cuentos, poemas, obras de teatro, canciones, óperas, revistas musicales, sonatas, dibujos, pinturas, esculturas, obras aquitectónicas) y a recibir un pago por ese uso.
  • 1974: la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual pasó a ser un organismo especializado del sistema de las Naciones Unidas con el mandato específico de ocuparse de las cuestiones de propiedad intelectual.
  • 1978: la Secretaría de la OMPI se traslada a Ginebra.
  • 1996: la OMPI amplía sus funciones y concierta un acuerdo de cooperación con la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Vea también

Enlaces externos y referencias

Descargas