Artículo 30 de la Declaración Universal de Derechos Humanos

De DHpedia
Saltar a: navegación, buscar
Artículo previo Artículo siguiente

«Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.»

Artículo 30 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948)
Artículo 30 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), prohibición de interpretación limitativa de los derechos

El artículo 30 de la Declaración Universal de Derechos Humanos desempeña el papel de una clausula cuyo objetivo es proteger los derechos y libertades reconocidos en la propia Declaración de los posibles ataques de Estados, personas individuales o grupos de personas.

Este artículo, también implica, por ejemplo, que nadie debe emplear un artículo de la Declaración Universal para violar otro u otros artículos y esta norma se aplica a los Estados, a grupos de personas y a cualquier persona individualmente. Así pues, nadie puede invocar un artículo de la Declaración fuera de su contexto y aplicarlo de modo que constituya una violación de otros[1].

Vídeos

Declaración Universal de Derechos Humanos

Vea también

Declaración Universal de Derechos Humanos
Preámbulo
Artículo 1 Artículo 2 Artículo 3 Artículo 4 Artículo 5 Artículo 6 Artículo 7 Artículo 8 Artículo 9 Artículo 10
Artículo 11 Artículo 12 Artículo 13 Artículo 14 Artículo 15 Artículo 16 Artículo 17 Artículo 18 Artículo 19 Artículo 20
Artículo 21 Artículo 22 Artículo 23 Artículo 24 Artículo 25 Artículo 26 Artículo 27 Artículo 28 Artículo 29 Artículo 30

Referencias

Enlaces externos

Descargas